Ruta por los lugares colombinos de Huelva

25.8.20


La ruta de los lugares colombinos es una ruta que transcurre entre Moguer y Palos de la Frontera y que hace un recorrido por los sitios que Cristóbal Colón fue visitando antes de embarcar hacia su descubrimiento a América. Esta ruta ha sido declarada Conjunto Histórico Artístico.

Es el momento perfecto para conocer esos lugares cerca de casa, que siempre vamos posponiendo por un motivo u otro, así que este verano, hemos hecho la ruta por los lugares colombinos de Huelva de manera relajada y con todas las precauciones posibles, siempre cumpliendo con todas las medidas de seguridad obligatorias.

Esta ruta tiene puntos muy interesantes y de gran relevancia en uno de los acontecimientos más importantes de la historia, el descubrimiento de América por Cristóbal Colón


Un poco de historia

El 3 de agosto de 1492, Cristóbal Colón partió del puerto de Palos de la Frontera al frente de una nueva expedición que le llevaría hasta un mundo desconocido, con 3 naves y 90 hombres. 2 meses y 9 días después, el 12 de octubre, llegaron a tierra, a la isla de Guanahaní (rebautizada como San Salvador). Desde ese momento, todo en la historia cambió.

El motivo de la expedición era encontrar una ruta más segura para llegar a las Indias, pero no fue eso lo que consiguieron. Desde el momento en el que Colón pisó tierras americanas, la provincia de Huelva cobró una importancia vital en la historia.

Solo volvieron dos naves, ya que la Santa María varó en un banco de arena al llegar a tierra y los arrecifes de coral destrozaron el casco de la nao. A la vuelta a España, Cristóbal Colón dirigió La Niña. 

Ruta por los lugares colombinos

Lugares colombinos en Moguer

Comenzamos la ruta de los lugares colombinos por Moguer, una villa marinera que participó activamente en el gran acontecimiento. 

Al monasterio de Santa Clara, Cristobal Colón acudió en varias ocasiones a rezar y a reunirse con la abadesa, sor Inés Enríquez, familiar del rey Fernando el Católico, quien desempeñó un papel muy importante para que los reyes aceptasen la propuesta de Colón.

Monasterio de Santa clara
Cuando Cristóbal Colón regresó de su primer viaje, en marzo de 1493, hizo dar una misa en el convento para dar las gracias, por la promesa realizada por la tripulación de La Niña, cuando casi se hunden por una tormenta en las Azores.

Otro lugar colombino en Moguer es el convento de San Francisco, al tratarse del antiguo embarcadero donde se construyó la carabela La Niña. Más tarde, de este convento partieron numerosas expediciones franciscanas con el fin de evangelizar el Nuevo Mundo.

Lugares colombinos en Palos de la Frontera

Nos desplazamos hasta Palos de la Frontera, a unos 10 kilómetros de Moguer, y uno de los lugares más importantes de toda la ruta, ya que fue Palos quien prestó su dinero, sus hombres y los barcos a la aventura americana.

En mayo de 1492, en la puerta de la iglesia de San Jorge Mártir, se reunió a los vecinos de la villa para leer la Orden Real que solicitaba armar barcos y reclutar marinos para acompañar a Cristóbal Colón. Desde la Puerta de los Novios, salieron los marineros que se embarcarían en las naves la madrugada del 3 de agosto de 1492.

Puerta de los Novios de la iglesia San Jorge Mártir
Cerca de la iglesia, se encuentra La Fontanilla, una fuente pública en la que se abastecieron de agua las naves colombinas antes de iniciar su travesía.

La Casa de la Misericordia, conocida en esa época como Hospital de Sangre, acogía y atendía a los marineros que llegaban enfermos de ese primer viaje a América y de todos los que se hicieron después. 

La Fontanilla
En este municipio, podemos visitar la casa de los hermanos Pinzón, familia que apoyó desde un principio a Colón y que formaron parte del descubrimiento. En la casa, se encuentra una exposición con documentos que relacionan a Palos de la Frontera con el descubrimiento.

La Rábida, perteneciente a Palos de la Frontera, se encuentra ubicada entre parajes naturales con gran valor ecológico, a los pies de las desembocaduras de los ríos Tinto y Odiel. 

En el monasterio de La Rábida, un monasterio franciscano del siglo XIII, Colón recibió apoyo y cobijo por parte de sus monjes.



En el interior del monasterio, podemos ver un par de salas en las que Colón se reunía con los monjes, salas donde les contagió su espíritu aventurero, hasta el punto de interceder por él frente a la reina Isabel la Católica. 

Sala Capitular, una de las salas en las que se reunió Colón con los monjes
Muy cerca del monasterio, se encuentra el parque botánico José Celestino Mutis. En él, se pueden ver especies de flora autóctona y americana. Tiene un invernadero que reproduce el ambiente de la selva tropical.

Muelle de las Carabelas
Frente al parque, el Muelle de las Carabelas, donde se encuentran las réplicas de las tres naves que salieron rumbo a América al mando de Colón, la nao Santa María y las carabelas Pinta y Niña. En el edificio, hay una exposición de la correspondencia de Colón con los Reyes Católicos, cartas de navegación e instrumentos de la travesía. 

Quizás te interese

4 comentarios

  1. Anda, no tenía ni idea de que hubiera una ruta de los sitios por los que estuvo Colón antes de partir hacia América... Me lo apunto, que de Huelva sólo conozco Islantilla y Tarsis, y además me gusta mucho eso de pasear por un sitio y poner a volar la imaginación pensando que alguien importante en la historia pasó también un día por allí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Espe y, además, es muy interesante y fácil de recorrer. Muy recomendable para los que nos gusta visitar lugares históricos. Te lo recomiendo.

      Eliminar
  2. Hello Verónica,
    What a very nice pictures.
    Great to see all under a great blue sky. Sunny days.
    Nice picture with the ships. It all looks very quiet, but great to photograph.

    Big hug, Marco

    ResponderEliminar