Ruta en coche por el Alentejo

2.4.19


Si estás buscando qué ver en el Alentejo, te proponemos hacer una ruta en coche. Una ruta por el Alentejo da para mucho, ya que es una región del centro de Portugal formada por 47 municipios. Las ciudades más turísticas de la zona son Elvas y Évora, ambas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El recorrido de nuestra ruta por el Alentejo fue: Marvao, Elvas, Évora y Monsaraz. 


Nosotros fuimos directamente desde Cádiz, pero esta zona es una gran opción si vas en coche a Lisboa, por ejemplo, ya que si entras por Extremadura, te pilla de paso. Sea como sea, visitar el Alentejo es un acierto.


En el Alentejo te encontrarás una región con todo el encanto de Portugal, una zona sin mucho turismo, perfecta para desconectar, con monumentos increíbles y con una gastronomía deliciosa. 

Ruta por el Alentejo

Día 1. Marvao y Elvas.

Salimos de Cádiz temprano para pasar la mañana disfrutando de la preciosa villa de Marvao. Fue el lugar que más nos gustó de la ruta, pero claro, no somos subjetivos, ya que somos unos apasionados de los castillos y el de Marvao es impresionante. 

Disfrutar de Marvao solo para nosotros, fue algo mágico. Recorrimos sus calles con calma, visitamos el castillo y paseamos por sus murallas. 


Para reponer fuerzas del viaje y de nuestra primera visita, fuimos a comer a J.J.Videira, donde nos recibieron muy amablemente. Degustamos algunos platos tradicionales y es que la cocina del Alentejo es muy especial.

El Alentejo es una región en la que se come muy bien y en la que nos encontramos con una cocina de calidad. En los platos de la gastronomía alentejana destacan las hierbas como el cilantro, la menta y el laurel. Son muy típicas las sopas y los platos de caza.

Açorda à alentejana
Es una región de vinos, en la que el cultivo de la viña se remonta a la antigüedad, encontrándose entre los más populares en el país.

¿Quien se resiste a probar sus platos? Es imposible.

Dimos una vuelta por las inmediaciones del restaurante ya que el entorno es muy bonito. Qué gran ventaja la de viajar en tu coche, ¿verdad? Sin prisas, disfrutando todo.

Llegamos a Elvas atardeciendo. Una vez dejamos las cosas en el hotel, el chico del hotel nos dio un mapa, nos explicó los puntos de interés y salimos a descubrir la ciudad.


Una vez nos cansamos, decidimos comprar algo para cenar en el supermercado que había al lado del hotel y cenamos descansando. 


Día 2. Elvas, Évoramonte y Évora.

Nos levantamos temprano para ver Elvas de día. El día nos salió muy nublado y con una gran niebla, pero poco a poco fue mejorando. Estuvimos un par de horas más recorriendo la ciudad. Descubriéndola con luz, que siempre se ve de otra manera. Subimos hasta uno de sus miradores para poder ver el acueducto, por la noche no se veía bien. 


Seguimos nuestra ruta rumbo a Évora, pero antes hicimos una parada en Évoramonte, para ver su castillo, un curioso edificio que comenzó a construirse en el siglo XII.


Al llegar a Évora nos encontramos una ciudad muy festiva, debido a la época navideña. Nuestro hotel estaba muy céntrico por lo que nada más soltar las maletas, ya estábamos disfrutando de la ciudad. 

Lo pasamos genial en Évora, fue un día de esos en los que predominan las risas. Disfrutamos mucho de la ciudad, descubrimos sus principales lugares de interés y comimos rico. En Évora visitamos uno de los lugares más curiosos y más macabro que hemos conocido hasta el momento, la Capilla de los Huesos


Para la hora de cenar ya estábamos muy cansados, así que vimos que había un telepizza cerca, encargamos una pizza y cenamos descansando en el hotel.


Día 3. Évora y Monsaraz.

Nuestro último día de la ruta. Nos levantamos temprano (aunque prácticamente todo estaba cerrado a nuestro paso) y acabamos desayunando frente al Templo Romano. Queríamos dar otra vuelta por Évora antes de irnos, así que eso hicimos y nos metimos por sitios que el día anterior no habíamos andado.


Monsaraz se ve en un rato, es un pueblo muy pequeño, pero que merece muchísimo la pena su visita. Es una villa con unas cuantas calles medievales, llenas de encanto. El castillo también es muy curioso y su visita es gratuita. 


Comimos allí, unas tostas muy ricas en un pequeño establecimiento y terminamos nuestra ruta descubriendo el Crómlech de Xerez, a pocos minutos en coche de Monsaraz.



Y aquí terminaba nuestra experiencia por el Alentejo, con muy buen sabor de boca y deseando volver para seguir conociendo municipios de la zona. 

Quizás te interese

16 comentarios

  1. Hola guapa, una entrada maravillosa, me ha gustado mucho y me han entrado unas ganas terribles de ir y eso que a mi Portugal nunca me ha llamado la atención. Besitossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te animamos a ir, Portugal es un país increíble con una gastronomía maravillosa. Besos.

      Eliminar
  2. Si algo me ha gustado en mi vida, casi tanto como el cine, es descubrir, y viajar en coche recorriendo numerosos lugares de la geografía ibérica. Qué entrada más útil y bonita a la vez. Me debo una visita al Alentejo. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosotros también nos encanta, Miguel, la libertad que te da viajar con tu vehículo es una maravilla. Si visitas el Alentejo, te encantará. Besos.

      Eliminar
  3. Os he seguido durante todas las publicaciones en vuestro recorrido y he disfrutado de lo lindo. Conocía algunos de los sitios y otros no, pero coincido en que Portugal es un país encantador para viajar en coche e ir parando en los pequeños pueblecitos. Lo mejor, además de la comida, es sin duda que no haya millones de turistas. Un poquito de aire cuando uno sale de casa siempre viene bien.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Alentejo es una zona muy tranquila, por lo que es perfecta para conocer lugares nuevos de manera relajada. Para nosotros, muy recomendable. Besos.

      Eliminar
  4. que sitio más chulo! me encantan estos posts, ya que ahora mismo no puedo viajar, veo mundo a través de vuestro blog! gracias!

    ResponderEliminar
  5. Qué preciosidad de ruta, y sí, es imposible resistirse a la gastronomía portuguesa.

    ResponderEliminar
  6. Tienes toda la razón, viajar en coche es una ventaja, te da la opción de disfrutar de muchos rincones y realizar muchas rutas que de otra forma sería imposible, no hay nada más que ver este recorrido tan bellísimo que habéis realizado, uauuu, desconocía lo bonita que esta zona, me ha encantado! Yo también soy muy amante de los castillos, imagino cuánto disfrutaste de ese paseo, y el plato tiene una pinta espectacular, cuánto que descubrir con tus entradas!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el Alentejo es una zona llena de castillos, así que te la recomiendo! Yo estoy deseando de volver para seguir conociendo más. Gracias por tu comentario, Cristina. Besos.

      Eliminar
  7. Que ruta tan chula, la verdad que me ha encantado y me ha dado muchas ganas de hacerla. Impresionantes tus post como siempre. Por cierto ya volví de Roma un 10 tus post sobre ella no puedes llegar a imaginar lo que me ha servido y lo útil y practico que son tus post, de verdad hicimos la misma ruta. Me encanta porque me gusta mucho el enfoque práctico que le das. Un beso y gracias por hacelo tan tan bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, pero qué ilusión me hace tu comentario Natalia, me alegro muchísimo que os haya servido!! y espero que hayas vuelto de Roma tan enamorada como lo hicimos nosotros. Gracias por tu comentario. Besos.

      Eliminar