Évora, la capital del Alentejo

19.3.19


Évora es una ciudad de la región del Alentejo, en el centro de Portugal. Tiene mucho que ofrecer y, es por ello, que desde 1986 la Unesco la declaró Patrimonio de la Humanidad. Si estás pensando en visitar Évora, en este artículo te contamos qué ver en Évora

Continuamos con nuestra ruta por el Alentejo. Después de visitar Marvao y Elvas nos fuimos a conocer la ciudad de Évora. Llegamos pronto a Évora y estuvimos un día y medio en la ciudad. 

Al visitarla en época navideña, nos encontramos con una ciudad muy festiva. Las calles estaban llenas, la plaza principal tenía música en directo, con sus puestos de castañas y todos los comercios reclamaban clientes de una forma muy curiosa, ¡los maniquíes eran personas! Personas que te saludaban al pasar con una gran sonrisa. Nos pareció una manera muy divertida de atraer a la gente, nosotros nos reímos muchísimo. Lo cierto es que es una ciudad en la que lo pasamos genial, puede que con el tiempo no recuerde todo lo que vi en Évora, pero se que siempre recordaré todo lo que disfrutamos ese día. 

Évora tiene todo el encanto de las ciudades portuguesas. Es una ciudad para disfrutarla, para recorrer sus calles, sin prisas. 

Qué ver en Évora

Plaza del Giraldo. La plaza del Giraldo se trata de uno de los espacios más emblemáticos de la ciudad. Esta plaza es el centro neurálgico de Évora. En el centro, podemos ver una fuente renacentista que es uno de los símbolos de la ciudad.


En esta plaza se encuentra la Oficina de Turismo, por si queréis coger un mapa o información sobre la ciudad. 

Iglesia de San Francisco. Construida entre los siglos XV y XVI, se trata de una iglesia de arquitectura gótica, siendo una de las visitas más interesantes de Évora, no por la iglesia en sí, sino por la capilla que nos encontramos a continuación: la capilla de los Huesos. La entrada a la iglesia es gratuita.


Capilla de los Huesos. Justo al lado de la iglesia de San Francisco, nos encontramos con este macabro lugar decorado en su totalidad con huesos y cráneos. El mensaje que pone en la entrada es espeluznante: "Nosotros, los huesos que aquí estamos, por los vuestros esperamos".


Detalle de la Capilla de los Huesos
En el momento en el que fue construida, este tipo de "decoraciones" estaba en auge, con la intención de hacer reflexionar sobre la transitoriedad de la vida humana.  

La capilla se puede visitar todos los días con horario de 9 a 18:30 horas entre junio y septiembre; y de 9 a 17 horas entre octubre y mayo. El precio es de 4 euros. Para menores de 25 años y mayores de 65, su precio es de 3 euros.

Jardín Público. Con una superficie aproximada de 3,3 hectáreas, este jardín fue diseñado por el arquitecto italiano José Cinatti. Nos podemos encontrar estanques de patos, fuentes, quioscos, zona para niños... todo rodeado de una bonita vegetación.

En época navideña, cuando nosotros visitamos la ciudad, en el jardín había un mercado. 


Templo Romano. Se trata de uno de los monumentos más famosos de la ciudad. Se le conoce como Templo de Diana, pero la asociación con esta diosa surgió a raíz de una leyenda. El templo fue construido en el siglo I d.C. y destruido en el siglo V por pueblos germánicos, quedando solo lo que vemos en la actualidad, de lo que fue el foro romano de la ciudad.


Palacio Cadaval. Este edificio fue construido en el siglo XIV y en él se pueden ver algunas salas con exposiciones de la Casa Cadaval: manuscritos, esculturas, pinturas y armaduras. Junto al palacio, nos encontramos con la Iglesia de San Juan Evangelista donde descansan los restos de los Condes de Olivenza, los Condes de Tentúgal, los Marqueses de Ferreira y los Duques de Cadaval.

Lo más significativo del interior de la iglesia es que está cubierta con una colección de azulejos portugueses de 1711.


El horario de apertura es de martes a domingo de 10 a 18 horas. Los lunes está cerrado. El precio del palacio y la iglesia es de 8 euros, si quieres ver la iglesia sola el precio es de 4 euros.   

Catedral de Évora. Su nombre real es Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, aunque es más conocida como la Catedral de Évora. Fue construida entre los siglos XIII y XIV, siendo la mayor catedral medieval de Portugal. 


La catedral abre de martes a domingos. Horario de verano de 9 a 17 horas. Horario de invierno de 9 a 12:30 y de 14 a 17 horas. El precio de la catedral es de 2 euros, pero pueden visitarse, además, el claustro, las torres y el museo, incrementando su precio. La visita completa cuesta 4,50 euros.

Museo de Évora. En el interior del museo nos encontramos con una colección de unas 20.000 piezas que incluyen objetos de arqueología, artes plásticas y decorativas y una colección de ciencias naturales. 

El museo abre todos los días. Horario de verano de 10 a 18 horas. Horario de invierno de 9:30 a 17:30 horas. El precio del museo es de 3 euros. Para los menores de 20 años y mayores de 65 años es de 1,50 euros. Menores de 12 años y los domingos, gratis.

Universidad de Évora. El edificio principal es el Colegio del Espíritu Santo y es esta zona la que se puede visitar. Cuenta con un bonito patio rodeado por un claustro.  

Para visitar la universidad el horario es de lunes a sábado de 10 a 19:30 horas. El precio es de 3 euros.

Acueducto de Agua de Plata. Este acueducto se construyó con el fin de abastecer a la ciudad de Évora del agua de los manantiales ubicados en Graça do Divor. Se construyó en el siglo XVI durante el reinado del rey João III.


Puedes visitar otros lugares como la Iglesia de la Misericordia, es pequeña pero llena de azulejos y ¡gratuita!; la Iglesia de Gracia, con sus famosas figuras que podemos ver en la fachada; el Museo del Reloj, con un precio de 2 euros; o las Termas Romanas

Iglesia de Gracia
Qué ver cerca de Évora

Antes de llegar a Évora, en nuestro camino desde Elvas a Évora, hicimos una parada en el Castillo de Évoramonte. Se encuentra en la localidad de Évoramonte, un pequeño pueblo entre murallas con muchísimo encanto. 


Otra visita interesante cerca de Évora es el Crómlech de los Almendros, un recinto megalítico de unos 7.000 años. Es el más grande de la Península Ibérica y uno de los más antiguos del mundo. 

Dónde dormir en Évora

Para dormir en Évora escogimos el Stay Hotel Évora Centro. Un hotel muy bien situado, a pocos metros de la Plaza del Giraldo. 

El hotel estaba genial, limpio, cómodo y con todo lo que necesitábamos. Las chicas de la recepción no hablaban español, pero no tuvimos problemas para entendernos.  


Si eliges el mismo hotel o has reservado otro muy céntrico, para aparcar el coche en Évora lo más recomendable es que lo dejes fuera de las murallas. Las calles son muy muy estrechas y puedes encontrarte con alguna dificultad. 

Nosotros dejamos el coche en la Avenida de São Sebastião. No estaba muy alejado y era zona gratuita. 

Reservar alojamiento en el Stay Hotel Évora Centro
Reservar alojamiento en Évora

Dónde comer en Évora

Si hay un lugar al que tienes que ir a comer en Évora, sin duda, es el Restaurante A Gruta. Allí deberás probar una de sus especialidades, el pollo a la parrilla.

Nada más entrar te encontrarás con una gran parrilla donde verás a un cocinero haciendo el pollo para llevar. Tienes que entrar al salón y si está muy lleno, coger número. Se llena, por lo que no vayas muy tarde, además, en horario de comidas cierran a las 15 horas. 

Nosotros llegamos algo antes de las 14:30 y tuvimos que esperar un buen rato, no nos dejaron sin comer (ni a nosotros ni a los que llegaron después), simplemente cuando llegó la hora, cerraron la puerta y ya no dejaron entrar a más nadie, pero el comedor seguía lleno.

La comida una delicia y los platos son muy generosos, así que salimos más que contentos. 

 

Para tomar un bocadillo, un café o un tentempié os recomendamos el quiosco que hay justo al lado del Templo Romano. Nosotros fuimos el segundo día allí a desayunar (no encontramos nada abierto a nuestro paso) y el café estaba muy rico. Pedimos bocadillos y pastelitos de nata. Disfrutamos de un desayuno con unas vistas increíbles. 

Quizás te interese

22 comentarios

  1. Hello Verónica,
    A very impressive post. Nice to see all these historical places.
    Shot 10 is really great. And special with the bones and skulls in that chapel.

    Big hug, Marco

    ResponderEliminar
  2. Preciosa imágenes, gracias por tu información

    ResponderEliminar
  3. Bueno lo primero que se me ha pasado por la cabeza al ver la Capilla de los Huesos es que Évora es el destino perfecto para celebrar el próximo Hallowen, ja,ja,ja.
    Desde luego que Portugal es la gran desconocida por muchos españoles y me parece un gran acierto cada vez que traéis una entrada de este país hermano y de los pintorescos pueblos como Évora que bien merecen una visita. Gracias por la información de servicio. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Capilla de los Huesos es un lugar curiosísimo y que merece la pena una visita. El Alentejo es bastante desconocido y es una pena porque es una zona con mucho encanto. Gracias por pasar, Miguel. Besos.

      Eliminar
  4. Precioso reportaje, Verónica, me encantan las fotos, son una maravilla.
    Un beso:)

    ResponderEliminar
  5. Desde luego el mensaje es espeluznante. Bonito viaje. Un post de muchísima calidad como siempre. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da un poquito de mal rollo, para que lo vamos a negar jaja. Gracias por pasar, Natalia. Besos.

      Eliminar
  6. Me encanta eso que dices del recuerdo que te quedará de Évora acerca de lo bien que lo pasásteis, pienso que llevas razón. Muchas veces, no es tanto lo que se visita, sino lo que se aprende y lo que disfruta uno viajando. De hecho, muchas veces, cuando Macarena no se acuerda de algo, le refresco los recuerdos en base a algo que le hizo desfrutar.
    Mira que no me gustan los agobios ni las algarabías, pero cuando salgo a otros lugares, me encanta que los sitios estén animados y se puedan hacer paseos alegres.
    Me alegro que lo disfrutarais.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues justo eso nos pasó en Évora, Macarena. No era agobiante, pero si fue muy divertido y alegre pasear por sus calles. Nada que ver con Elvas que estaba vacía completamente. Gracias por pasar. Besos.

      Eliminar
  7. Gran reportaje Verónica, con mis husos que no cuenten, y el templo de Diana se parece ala de Mérida.
    Nos encanta Portugal, su gente y su ambiente. Vamos mucho por cercanía,y porque allí se montan muy buenas quedadas de vespas, y como estamos jubilados aprovechamos siempre para quedarnos unos días por allí.
    Gracias por compartir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es cierto, tiene mucho parecido al de Mérida, nosotros también lo comentamos. Hacéis bien, hay que aprovechar todo lo que se pueda, que nunca falten las escapadas. Gracias por pasar, Laura. Besos.

      Eliminar
  8. Qué maravilla Portugal, mira que tiene rincones preciosos para descubrir... No conozco Évora aunque está en mi lista de destinos pendientes; al leerte y ver las fotos me he acordado de una canción preciosa de Loreenna McKennitt (no sé si la conoces, es una cantante canadiense) que se llama "Tango to Évora". Y bueno, lo de los huesos es total, jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosotros nos encanta escaparnos a Portugal, 4 veces hemos estado ya juntos y las que nos quedan. Es un país maravilloso. No conozco la canción, ni la cantante, pero la escucharé. Gracias por pasar, Espe. Besos.

      Eliminar
  9. Siempre me ha llamado mucho la atención la capilla de los huesos..
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hola chicos!!
    Conozco a unos amigos que estuvieron hace un par de años en Évora y les gustó muchísimo, dicen que es una zona muy bonita. Veo que a vosotros también os ha gustado mucho, así que lo tendré en cuenta para este verano que quiero viajar a algún lado con la chica :D
    Besos :33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra! Quizás Évora no es lo que más nos gustó del Alentejo, pero es cierto que merece una visita. Si vas por la zona, seguro que te encanta. Ya nos contarás. Gracias por pasar. Besos.

      Eliminar
  11. Hola guapa, me ha gustado mucho el post, un lugar para visitar, que no me importaría ir, lo que me da un poco de repelus es la capilla de los huesos, no creo que fuera a visitarla. Besitossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que impresiona un poco, pero desde luego es un lugar distinto. A quien le gusta conocer otro tipo de lugares, es muy curioso. Gracias por pasar. Besos.

      Eliminar