15.12.16

Qué ver en Cuenca

Cuenca es una de las cinco provincias españolas que forman Castilla-La Mancha. Declarada Patrimonio Mundial de la Unesco en 1996, cuenta con un importante patrimonio histórico y arquitectónico. 


Cuando visitamos Cuenca ya era nuestro octavo día de viaje y veníamos de visitar Teruel. Creo que fueron las dos ciudades que más me sorprendieron, y es que como ya he comentado alguna vez, me encantan las ciudades pequeñas y acogedoras. Cuenca, sin duda, lo es.

Su patrimonio es impresionante y, aparte de todos sus edificios, posee unos cuantos museos bastante interesantes. En esta ocasión, queríamos descubrir sus calles, por lo que no visitamos ningún museo. 

Antes de empezar a contaros todo lo que nos fuimos encontrando por Cuenca, quiero comentar una pequeña anécdota que me ocurrió, y es que quisimos ir a visitar la Ciudad Encantada, pero entre una cosa y otra, se nos hizo algo tarde. No recuerdo bien el horario de verano, pero ponía que la taquilla cerraba a las 7 y el parque a las 9, o algo así. Llegamos a las 7 menos 5, estando la taquilla aún abierta, y un señor muy poco educado, nos dijo que no podíamos entrar, que la taquilla ya estaba cerrada. Le dijimos que eran menos 5, y nos dijo: "Podéis preguntarle a aquel hombre de allí si os deja pasar, pero ya os ahorro yo el viaje, porque os va a decir que no". La verdad es que estaba algo cansada y no me apetecían líos, pero me pareció un gesto horrible. Es cierto que llegamos a lo justo, pero estábamos dentro de hora, y creo que las cosas hay que decirlas un poco mejor.

Bueno, quitando este pequeño momento, todo lo demás en Cuenca fue maravilloso. Os cuento nuestra experiencia.

Nos quedamos en el Hostal Avenida. Muy simple y sin lujos, pero estaba limpio, era lo más económico que encontramos, y la dueña fue muy amable con nosotros. Nos dio un mapa de la ciudad y nos explicó muchas cosas sobre que podíamos hacer. 

Cuenca tiene un paseo precioso por el río Huécar y si lo sigues te lleva hasta las Casas Colgadas que era por donde queríamos empezar.




Casas colgadas. Sin duda, uno de los edificios más emblemáticos de la Ciudad. Son unas casas con balcones de madera, colgadas de la roca y que asoman al río Huécar. En la actualidad, una de ella contiene el Museo de Arte Abstracto y otra un mesón.


Puente de San Pablo. Una de las formas de llegar a las Casas Colgadas, es atravesando esta pasarela metálica. Totalmente recomendable pasar por este lugar, eso sí, no apto para personas con vértigo.


Playa Mayor. Es una plaza muy bonita, donde nos encontramos con el Ayuntamiento, el Convento de las Petras y la catedral. 


Catedral de Santa María y San Julián. Me pareció preciosa. Si queréis conocer más podéis visitar su web, aquí.



Convento de San Pablo. A día de hoy es Parador Nacional de Turismo. Creo que hay una parte que se puede visitar, pero no lo se con seguridad, porque no nos acercamos y no encontré demasiada información al respecto. Eso sí, una vez empiezas a subir para el Castillo, las vistas desde arriba, con el convento, el puente y las casas colgadas son impresionantes. Forman un conjunto espectacular.


Murallas y restos del Castillo. Ruinas de un antiguo castillo del que se conserva parte de la muralla y sus torres. 


Arco de Bezudo. Forma parte de las ruinas del castillo. Era una de las antiguas puertas de la ciudad. Conserva un escudo con toisón.



Rascacielos del Barrio de San Martín. Según se dice fueron los edificios más altos de Europa durante un tiempo, con ¡más de diez plantas! Perdonad que no tenga foto de este lugar, pero no lo entiendo, se me tuvo que pasar, porque realmente es un sitio muy curioso, que merece la pena visitar. 

Torre de Mangana. Construida sobre un antiguo Alcázar árabe (se pueden ver a su lado algunos restos), esta torre es del siglo XVI. Hoy en día sirve de reloj para la ciudad. No se puede visitar su interior. 



Mientras seguíamos el camino hacía abajo nos encontramos con un lugar del que no había visto nada al buscar información sobre Cuenca. Se trata de los Tuneles de Alfonso VIII. No pudimos disfrutarlo porque tiene muy pocos pases para poder entrar a verlo, pero me pareció interesante compartirlo. Si queréis saber más podéis echar un vistazo, aquí.


Hasta aquí todas las cosas que visité en Cuenca. Os dejo una imagen con todos los lugares de interés que vienen en el mapa. Más o menos creo que se ve bien y os puede servir de ayuda para investigar sobre más lugares.


Y sobre todo, pasead por sus calles y dejaros sorprender con todo lo que os vayáis encontrando a cada paso.



Si estáis dispuestos a salir un poco de la capital, en los alrededores de Cuenca podemos encontrarnos con sitios maravillosos. Uno de ellos y que visitamos es el Ventano del Diablo. Es un mirador desde el que podemos ver unas impresionantes vistas de la sierra de Cuenca y el río Júcar. 


La gastronomía en Cuenca es espectacular. La caza es el elemento fundamental de esta curiosa gastronomía, lo que hace que muchos de sus platos sean muy contundentes. 

Después de curiosear por la ciudad para ver donde comíamos, nos decidimos por el restaurante de la Posada de San Julián. Como su nombre indica, es una posada que también sirve menús y exquisita comida casera. Tiene un comedor muy grande, pero se llena. Nos atendieron genial en todo momento y pudimos disfrutar de un almuerzo típico, riquísimo y a muy buen precio. 


La carta que se puede ver en el exterior y con la que nos animamos a entrar.


No quisimos irnos de Cuenca sin llevarnos algunas cosas típicas de la zona. ¡Estaba todo riquísimo!


Estando allí me dieron un flyer que guardé, para hacer rutas turísticas guiadas por Cuenca y provincia. Después de consultar su web me ha parecido que está muy bien y su precio es económico. No lo he probado, no se si alguno lo habrá hecho, pero os lo comparto por si os interesa, se trata de Cuenca Guiada

¿Qué os ha parecido Cuenca?, ¿habéis estado?

Besos,
Verónica.

NOTA: Esta visita está incluida en Ruta de Verano 2016

- ¿Necesitas alojamiento en Cuenca? Encuentra tu mejor opción en Booking:



Booking.com



19 comentarios:

  1. Hola Verónica.

    Muy buen reportaje viajero y te felicito además por incidir y divulgar maravillosas ciudades no tan conocidas como Teruel y ahora Cuenca también.
    La fotografía de las casas colgantes espectacular!!
    Yo estuve también como ya te comenté haciendo la misma ruta pero en sentído inverso.
    Te invito también a que en tus próximos viajes, entres y conozcas los Paradores, tienen una parte privada y otra pública en la que puedes tomar un café y estar un ratillo en auténticos templos de la cultura arquitectónica española (castillos, conventos, monasterios, etc,etc). Un gran abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel! España es espectacular la mires por donde la mires!! jeje muchísimas gracias por tu comentario y por tu recomendación! sin duda lo tendré en cuenta. En Cádiz también hay un Parador, pero es de nueva construcción, aun así he tenido la suerte de poder visitarlo y es increíble. Besos!

      Eliminar
  2. Hola Verónica,

    Hace muchos muchos años que visité Cuenca, por eso ha sido un placer recordarlo con tu relato ¡Eres una guía de excepción!
    Muchos, por no decir la mayoría, conocen -o conocemos- Cuenca por sus casas colgantes, por ello me atraen entradas como la que has escrito en la que muestras que Cuenca es mucho más que sus casas sobre el río.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes lo feliz que me hace tu comentario! muchísimas gracias por tus palabras, me animan muchísimo a seguir mejorando. Vivimos en un país increíble, donde cada lugar tiene mucho por descubrir. Besos.

      Eliminar
  3. Un lugar muy bonito, he estado un par de veces, una de ellas en la boda de mi primo y siempre recordaré la salida del restaurante, bajando la calle con los tacones en la mano porque ya no podía con los pies, jajaja. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja esos recuerdos son los mejores Asunción! nunca se olvidan! Besos.

      Eliminar
  4. Impresionantes fotos amiga . Me han encantado.

    Visitamos Cuenca hace muchos años y la verdad es que muchas de estas fotos, de estos sitios, no los recuerdo.

    Un reportaje maravilloso...

    Hay que volver...

    Un abrazo desde Barcelona .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo de que te gusten mis fotos. Cuenca es preciosa, siempre es un buen momento para volver a pasear por sus calles y volver a descubrirla. Muchas gracias por tus palabras :) Besos.

      Eliminar
  5. Tiene mas que ver de lo que yo pensaba! la verdad no he ido a cuenca pero tengo mcuhas ganas

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué ciudad más pintoresca! Me encantaría visitarla.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Fui hace muchos años porque pilla muy cerca de Valencia de hecho fuimos a pasar el día, me encantó y me dejó impactada, al ver tu post y haber pasado tanto tiempo me han entrado muchas ganas de volver quién sabe igual lo propongo en casa para esta semana santa ;). Super chulo el post y los productos típicos me los apunto por si voy. Un besito PD.Muchas gracias por las palabras tan bonitas que has dejado siempre en mi blog con comentarios así da muchas ganas de seguir ;)

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola guapa! ¡Qué fotos tan bonitas! Cuenca es otra de las ciudades a las que tenemos muchas ganas, ¡es que hay tanto que ver! Con tu post me han entrado más ganas todavía. Un besote

    ResponderEliminar
  9. No he estado nunca en Cuenca, lo tengo pendiente.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  10. Si hemos estado Verónica, 4 días en el puente del Pilar, menos al que aprovechamos bien el domingo y el lunes para visitar la ciudad Encantada y subir al puente de San Pablo y la parte antigua. Los otros dos, me los pasé en el hospital con un brote de asma. Lo que vimos nos encantó.Cuenca es preciosa.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, que rabia, no? Bueno, al menos pudiste disfrutarla de dos enteros, que para Cuenca es más que suficiente, seguro que lo pasaste genial en esos días. Besos.

      Eliminar
  11. Verónica...ésta sí la conozco. Como tú, veníamos de varios días de viaje en Mayo de 2015, de visitar parte de Aragón, veníamos ese día de la provincia de Teruel.
    Cuenca me enamoró desde el primer momento, y para siempre. Me sorprendió gratamente, me pareció impresionantemente bonita y rara, especial....y me ha traído unos muy buenos recuerdos tu magnífico post.
    Lo único que no me gustó tanto fue el "morteruelo", jeje, pero admito que soy un poco especial con los platos típicos, sin duda es un manjar para muchos, y muy nutritivo.
    Una ciudad con magia,historia, duende y belleza para dar y regalar. Y con personas encantadoras. Las fotos que has traído son una preciosidad:)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mónica! Pues a mi el morteruelo me encantó! jeje tienen una gastronomía un poco peculiar, que al menos, por el sur, no estamos acostumbrados a eso, son platos muy contundentes, pero tenía ganas de probar cosillas y me gustó todo. Y tal como dices, es una ciudad muy especial. Muchos besos!

      Eliminar
  12. Aunque no tengo ninguna publicación de Cuenca, hice una visita en esta ciudad en este mismo año y en el comedor del hotel Alfonso VIII donde me alojaba había preciosas vistas de esta ciudad...ya te habrás dado cuenta al ver mis publicaciones que si tengo entradas de algunos de los municipios de esta ciudad.

    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...