Qué ver en Iznájar

20.10.20


Iznájar es un pequeño pueblo de la provincia de Córdoba, rodeado por el mayor embalse de toda Andalucía. Se encuentra en plena subbética, así que cuenta con un entorno que lo convierte en uno de los pueblos más bonitos de la zona. A continuación, vamos a hacer un recorrido por los lugares qué ver en Iznájar.

El pasado puente del Pilar decidimos, a última hora, hacer una escapada no muy lejos de casa. Después de sopesar varias opciones, elegimos visitar algunos pueblos del parque natural de las Sierras Subbéticas, en Córdoba. Ya habíamos estamos en febrero, antes de que llegara toda esta locura de situación que estamos viviendo, visitando Cabra y nos había gustado mucho ese primer contacto, así que queríamos seguir conociendo otros lugares. 


Es una zona tranquila, sin mucho turismo y perfecta para desconectar. Ideal para descubrir pueblos bonitos, disfrutar del entorno, hacer senderismo u otros deportes y deleitarse con una gastronomía riquísima. 

Como recomendación de donde aparcar en Iznájar, nosotros dejamos el coche por la calle Córdoba, una calle muy empinada donde había bastante aparcamiento. El pueblo tiene muchas calles estrechas y muchas cuestas, así que nos pareció una buena opción dejar el coche allí para empezar a descubrir Iznájar.

Qué ver en Iznájar

Patio de las Comedias. Sin duda, el rincón más bonito que ver en Iznájar. Su nombre viene de las representaciones teatrales que se hacían aquí en el siglo XVI. 


Está totalmente decorado con macetas azules y al fondo, un mirador con bonitas vistas al embalse y la torre de San Rafael, una de las torres que tenía el recinto amurallado del municipio.


Parroquia de Santiago Apóstol.
Se trata de un edificio renacentista cuya autoría se atribuye a Hernán Ruiz 'El Joven'.


Plaza Rafael Alberti. Es una pequeña plaza dedicada al poeta, que visitó en dos ocasiones Iznájar, dedicándole un poema en su primera visita. En su segunda visita, en el año 1989, el propio poeta inauguró la plaza

El poema se llama Torre de Iznájar y puede encontrarse en su obra La Arboleda Perdida.


Biblioteca municipal. Antiguamente, fue un pósito agrícola que se construyó en época de Carlos III. 

No pudimos visitarlo al abrir solo de lunes a viernes, pero por lo que hemos visto en fotos, nos parece una auténtica preciosidad. 


Castillo de Iznájar.
En la parte más alta de la villa, se encuentra el castillo de Hisn-Ashar, el cual da nombre a la localidad (Hisn-Ashar significa alegre). Es de origen árabe y data del siglo VIII, aunque posteriormente se construyeron distintas fases entre los siglos XI y XV.


Para visitarlo
es necesario reservar en la oficina de turismo. El precio de la visita es de 2 euros. El recinto en sí no es muy grande, pero es interesante conocer más detalles sobre su historia. En la visita, se ve un vídeo de unos 10 minutos que cuenta más detalles y luego pueden visitarse algunas salas que conserva, como por ejemplo, el calabozo.


El castillo tiene un aljibe que se conserva en perfecto estado que no pudimos visitar, ya que actualmente, está cerrado al público. 

Miradores. En el pueblo existen varios miradores desde los que admirar la belleza del entorno. Puede hacerse una ruta de mirador en mirador o, simplemente, descubrir los que os vais encontrando en cada paso. Podéis ver las vistas desde el mirador Cruz de San Pedro, el mirador de las Peñas, el mirador de las Tres Cruces, el mirador de las Canteras, el mirador Cruz de Postigo o el mirador Puerta del Rey.

Debido a la falta de lluvias, el embalse se encuentra al 25% de su capacidad
Casa de las Columnas. Esta casa alojó en el siglo XVIII la antigua administración de los condes de Albi. En su fachada, destacan los escudos de armas de los Salazar.


En el pueblo existen varios museos que nosotros no pudimos visitar, ya que debido al covid están cerrados. Los museos son: museo de aperos de labranza y tradiciones populares; museo de artes y oficios; museo La Judea, que representa al pueblo judío; museo de miniaturas de forja y madera Juan Pérez. 

Otros lugares de interés son la ermita de la antigua; el paraje de Valdearenas, donde existe una playa de interior con unos 15 kilómetros de longitud y donde pueden practicarse deportes acuáticos; y el centro de interpretación del Embalse de Iznájar.

Rincón del Patio de las Comedias en Iznájar
Dónde comer en Iznájar

Pasamos un día completo en Iznájar, así que fueron dos los restaurantes que probamos.

Para almorzar elegimos el restaurante Casa Juani, muy cerca de nuestro alojamiento. El restaurante cuenta con un salón con vistas al embalse, una pasada. En la carta encontraréis muchas opciones a buenos precios. Cumplen con todos los protocolos covid y nos sentimos muy seguros, las mesas guardan mucha distancia una de otra.

Flamenquín de rabo de toro, dos especialidades cordobesas juntas
La verdad sea dicha, nos dimos un gran homenaje en Casa Juani y salimos más que satisfechos, todo estaba delicioso. No podemos más que recomendaros que vayáis si visitáis Iznájar. Si queréis una buena mesa en el salón, llamad para reservar porque aquello se llena. 

Para cenar nos quedamos en el restaurante de nuestro alojamiento, el restaurante del hotel Caserío de Iznájar. Cuentan con un patio andaluz precioso y muy romántico, perfecto para terminar el día. No teníamos mucha hambre (como para tenerla después de lo que habíamos comido para almorzar), así que no pedimos gran cosa, pero nos pareció una buena opción para comer en Iznájar.

Dónde dormir en Iznájar

Nuestro alojamiento fue el Caserío de Iznájar, un hotel que se encuentra en el Paraje de Valdearenas, a pocos minutos en coche del pueblo. Este alojamiento es bueno, bonito y barato, además, tiene el desayuno incluido en el precio, ¿qué más se puede pedir?

El personal del hotel es muy amable y servicial y la habitación amplia y cómoda.


Tiene unas vistas preciosas al embalse y cuenta con un restaurante en un patio andaluz muy romántico, tal como os hemos contado en el apartado Dónde comer en Iznájar.

Quizás te interese

17 comentarios

  1. Hello Verónica,
    Very nice pictures.
    Always nice to see the houses from other countries. Special with so many plants on the wall.
    Nice shot of you bothes.

    Greetings, Marco

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Las imágenes de este lindo pueblo me encantaron , especialmente en la que están ustedes dos con las macetas. Esperemos pronto podamos viajar como antes y disfrutar de conocer nuevos lugares y culturas. ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un pueblo muy bonito, Marita. Ahora debemos aprovechar y descubrir esos lugares que tenemos cerca donde hay calma y paz. Gracias por pasar.

      Eliminar
  3. Qué maravilla el Patio de las Comedias así como los miradores de esta bella población. Hoy en día, más que nunca, el turismo interior no masificado se perfila como la opción perfecta en estos tiempos de tribulaciones en los que vivimos. Por otro lado, ese flamenquín de rabo de toro se ve exquisito. Pintaza!
    Un fuerte abrazo a ambos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este tipo de turismo es perfecto para el momento que estamos viviendo, siempre hay opciones para poder disfrutar y salir de la rutina. Gracias por tu comentario, Miguel. Un beso.

      Eliminar
  4. No he estado en Iznájar, pero sí en Córdoba y alrededores... ¡y me pareció PRECIOSO! En la primera foto (el patio de las comedias) ya se deja ver esa esencia cordobesa de paredes blancas y macetas azules que tanto me gusta <3 ¡Y las vistas son espectaculares! Muchas gracias por descubrirnos este precioso rincón de Andalucía, intentaré que no se me escape si vuelvo de ruta por Córdoba ^^

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un pueblo precioso, merece mucho la pena la visita, así que te lo recomendamos en tu próxima visita por Córdoba. Gracias por pasar. Besos.

      Eliminar
  5. Córdoba es una de mis provincias favoritas. No sé, esos patios, los colores blancos, las macetas rebosantes siempre de flores...
    ¡Qué pintaza tiene ese plato! ¡Madre mía!
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  6. chicos este lugar es un verdadero paraíso!!!! Muchas gracias por tantos datos , las fotos son cautivadoras!!!

    ResponderEliminar
  7. Qué sitio tan bonito, y qué curioso lo del nombre, que no sabía que en árabe significara "alegre". Para haber decidido la excursión a última hora se os dio fenomenal, y lo bien que comisteis, jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La chica que nos hizo la guía del castillo nos dijo que significaba alegre o pendenciero, la verdad es que nos resultó muy curioso. Fue un finde muy chulo para recargar pilas, lo necesitábamos. Besos.

      Eliminar
  8. Hola guapa! El otro día quise entrar en tu blog y no pude :( No sabía que me había perdido tantos post! Vamos a ponerle remedio Jaja El castillo me ha encantado, cómo no, pero el Patio de las Comedias de las comedias me ha enamorado completamente ¡es un rinconcito precioso! Las macetas azules son preciosas. Aysss te envidio (sanamente) por poder ver todas esas cosas... Ojalá yo pudiera hacer kilómetros y kilómetros en coche y descubrir lugares con tanto encanto, aquí o coges un avión o nada!

    ResponderEliminar