El Alcázar de Jerez

15.9.21

alcazar de jerez

El
Alcázar de Jerez de la Frontera es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad. Se trata de un conjunto monumental de los siglos XII y XIII que, junto a las murallas, las torres y puertas, forman un sistema defensivo.

El alcázar está declarado monumento histórico-artístico desde 1931 y, actualmente, es propiedad del ayuntamiento de Jerez, el cual ha llevado a cabo una serie de reformas para recuperar la forma del monumento.

Teníamos pendiente enseñaros este lugar tan especial de Jerez y, es que, lo visitamos durante una jornada de puertas abiertas que se realizó en la ciudad. ¿Os podéis creer que nunca habíamos entrado? Habíamos pasado mil veces por la puerta y no fue hasta este año que nos animamos a visitarlo. La visita merece muchísimo la pena, así que no seáis tan tardones como nosotros y si vais a Jerez, ¡no os lo podéis perder!

Si te apetece conocer más datos interesantes sobre este lugar, puedes realizar una visita guiada al Alcázar y la catedral de Jerez.


Qué ver en el Alcázar de Jerez

Puertas

Puerta de la ciudad. Es la única puerta de acceso que comunicaba la ciudad con el alcázar.

Puerta del campo. Comunicaba con extramuros, por lo que presentaba mayores problemas defensivos.

Mezquita

Es la única mezquita que se conserva de época islámica en la ciudad. Cuenta con los elementos típicos de estos edificios religiosos: la torre alminar, patio de abluciones y la sala de oración.

alcazar de jerez

Fue transformada en una capilla por Alfonso X el Sabio, después de conquistar la ciudad en 1264, tras 5 meses de asedio contra los musulmanes. 

Molino de aceite

Se trata de una almazara del siglo XVIII. En el interior, se puede ver un molino y una sala con la prensa de madera para la extracción del aceite. 

alcazar de jerez

Este molino fue una de las reformas que le hicieron los Villavicencio al alcázar.

Patios

A lo largo del recorrido encontraremos dos patios, el patio de armas y el patio de San Fernando.

alcazar de jerez
Patio de armas

Jardines

Si hay algo que me encanta de las construcciones de este estilo, es la importancia que en el mundo árabe se le daba al agua y su sonido. Pasear entre flores y árboles con el sonido del agua, siempre me resulta de una paz total. 

alcazar de jerez

Baños árabes

En ellos podemos ver la clásica distribución de estos lugares: sala fría, sala templada y sala caliente. Estos baños eran de uso exclusivo para los residentes del alcázar.

alcazar de jerez

Zona arqueológica

En la última intervención que el ayuntamiento hizo al alcázar salieron a la luz estos restos arqueológicos que van desde la época califal, siglo X, hasta época almohade, siglo XII, cristiana, siglos XIV y XV.

Torres

Torre de la puerta del campo, que flanqueaba la entrada del alcázar desde el exterior.

Torre octogonal, con sus 21 metros de altura, desde ella se controlaba todo el entorno.

alcazar de jerez

Pabellón Real

Se trata de un pabellón de descanso, compuesto por un salón central y dos alcobas laterales, destinadas al reposo e intimidad.

Aljibe

Esta cisterna cuya función era la de almacenar agua, se construyó en tiempos de Don Rodrigo Ponce de León, marqués de Cádiz, y nombrado alcaide de la fortaleza en 1470. 

Una de las necesidades de un edificio de carácter militar y defensivo es el abastecimiento de agua y este aljibe cumplía esa función.

alcazar de jerez

Ya os hemos hablado de los Ponce de León en artículos anteriores, grandes señores de la época. Fueron propietarios de otros edificios importantes de la zona, como el castillo de Arcos o el castillo de Gigonza

Palacio de Villavicencio

Este palacio barroco comenzó a construirse en el siglo XVII, sobre los restos del palacio islámico. Los Villavicencio, una de las familias más poderosas y de noble linaje de la ciudad, se hicieron cargo del alcázar en 1664, reformando el conjunto con este palacio y el molino de aceite. 

alcazar de jerez

El interior del palacio es muy interesante, en él podemos ver una exposición de carteles de fiestas antiguos. En la 3ª planta, una farmacia del siglo XIX con el mueble y botes de la época. En la torre del palacio, la cámara oscura, que permite ver la ciudad a tiempo real.

Información útil para su visita

El alcázar de Jerez se puede visitar en el siguiente horario:

De enero a junio y de octubre a diciembre: 9:30 a 14:30, de lunes a domingo.

De julio a septiembre: 9:30 a 17:30, de lunes a viernes; 9:30 a 14:30, sábados, domingos y festivos.

El precio de la entrada al alcázar de Jerez es de 5 euros, pero existe una tarifa reducida para pensionistas, estudiantes, jerezanos y residentes en Jerez, de 1,80 euros.

Si quieres visitar el alcázar y la cámara oscura, el precio es de 7 euros, siendo en este caso el coste de la entrada reducida de 4,20 euros.

Se puede visitar el alcázar de manera gratuita en temporada de invierno, los lunes de 13:30 a 14:30 horas, y en temporada de verano, los lunes de 16:30 a 17:30 horas. La gratuidad no incluye la cámara oscura, por lo que en caso de visitar el alcázar de manera gratuita y querer visitarla, su precio será de 2,40 euros.

Quizás te interese

4 comentarios

  1. Hola, Verónica.

    La verdad es que he estado dos veces en Jerez y tampoco legué a visitar el alcazar je, je. Viene muy bien la información de servicio que has publicado. El Palacio de Villavicencio y el molino de aceite son dos puntos también muy interesantes.

    Gracias por la publicación y buen día.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué maravilla! Hace años estuve en Jerez de paso, y la verdad que ni me fijé en el Alcázar (igual no pasé por allí...) Y me siento identificada con lo que dices de pasar muchas veces por un lugar turístico y no entrar. En mi ciudad, hasta hace unos años nunca había entrado a la catedral... y cuando la vi por dentro (también en una jornada de puertas abiertas, jajaja) flipé xD

    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
  3. Qué ganas tengo de conocer Jerez, que lo tengo apuntado en la lista desde hace la tira de tiempo y por ahora lo único que conozco es el circuito de velocidad, jajajajaja.

    ResponderEliminar