Luque, tierra de fronteras

3.11.20


Al sur de la provincia de Córdoba se encuentra
Luque, un pequeño pueblo situado en el parque natural de las Sierras Subbéticas. Si quieres conocer qué ver en Luque, en el recorrido que hacemos en nuestro artículo te mostramos más sobre su entorno y su legado histórico.

A lo largo de los años, Luque ha sido tierra de fronteras debido a su posición geográfica. La etapa histórica más significativa y que más legado dejó en la zona, fue cuando Luque era frontera con el reino nazarí de Granada, de la que destaca su castillo y recinto amurallado.

Mar de olivos en Luque
Es un pueblo pequeño, con varios puntos de interés que se recorren fácilmente, por ello recomendamos que si estáis por la zona, le dediquéis unas horas a conocerlo para seguir descubriendo más lugares de esta zona de Córdoba tan especial. 

Qué ver en Luque

Plaza de España. Es el centro neurálgico del pueblo y casi todos los puntos de interés se encuentran en los alrededores, así que lo más recomendable es llegar hasta ella y aparcar el coche allí.

Castillo Hisn Lukk. Es el monumento más emblemático de Luque, de origen andalusí. Cuenta con recinto amurallado de los más completos de Andalucía, al conservarse restos de muralla, lienzos, torres, cuevas, puertas de huida... En la actualidad, el castillo no puede visitarse, por lo que nos queda conformarnos con verlo tan bonito en lo alto de su montaña.


Iglesia parroquial Nuestra Señora de la Asunción.
Se encuentra en la plaza de España y se trata de una obra renacentista construida entre 1567 y 1697. En su construcción participaron arquitectos de primer nivel, como Hernán Ruiz II y III. Merece la pena entrar para ver su interior. 


Cueva de la Encantada. En esta cueva se pueden conocer diferente tipos de pintura esquemática del Calcolítico y del Neolítico. La pintura esquemática es la primera escritura ideográfica que se dio en la Península Ibérica.

Para visitar la cueva es necesario reservar en la oficina de turismo.

Museo Luque Tierra de Fronteras. En este museo podemos darnos un paseo por la historia de Luque, desde la prehistoria hasta la actualidad. El museo se encuentra en la oficina de turismo y en su interior, además, cuenta con una pequeña pinacoteca y una sala de exposiciones temporales.

Plaza de las Cuatro Esquinas. Se trata de una pequeña plaza que ganó el premio al mejor rincón típico de Córdoba hace algunos años. Decorado con macetas, en esta plaza se encuentra la ermita de la Aurora.


Centro de Interpretación del Aceite de Luque.
A pocos minutos en coche del centro del pueblo, en la Estación de Luque, se encuentra este centro de interpretación donde pueden verse algunos utensilios con los que se producía el aceite en Luque.

Se encuentra junto a la Vía Verde y, al igual que en Cabra, pueden verse algunos antiguos vagones que se usaban cuando el ferrocarril aún funcionaba.

Vagón junto a la Vía Verde a su paso por la Estación de Luque
Búnkeres del Alamillo. Se trata de una serie de búnkeres de la guerra civil que encontramos entre olivos. Si decidís visitar estos búnkeres, se encuentran a unos 10 minutos más o menos andando desde la Estación de Luque. 


Dónde comer en Luque

Un buen sitio donde comer en Luque es el restaurante Nicol's que se encuentra en la Estación de Luque, a pocos minutos en coche del centro del pueblo.

En un entorno precioso, en plena vía verde, junto al centro de interpretación del Aceite y con una amplia terraza donde comer al aire libre. 


Las raciones son generosas y los precios económicos, además, la comida está riquísima. Nosotros escogimos salmorejo, cordero a la brasa y brocheta de pollo. Los 3 platos más dos postres y la bebida, todo por 28 euros.

Dónde dormir en Luque

Hicimos noche en Luque ya que al decidir tan tarde hacer la escapada, no quedaba nada económico por la zona y, por ello, incluimos Luque en nuestro recorrido.

Nos quedamos en el Hostal Nicol's, justo enfrente del restaurante de la Estación de Luque, por lo que se encuentra en una carretera. El hostal es simple y no ofrece gran cosa, pero suficiente para dormir bien y descansar después de un día de turismo. La habitación muy limpia y amplia.

El hostal no tiene recepción, hay que solicitar la llave en el propio restaurante que, además, cuenta con una gran zona de aparcamiento.

Es un lugar perfecto si quieres realizar alguna actividad en la vía Verde o si quieres conocer los búnkeres del Alamillo, está todo al lado.

Quizás te interese

5 comentarios

  1. Bueno, creo que ya me he puesto más o menos al día! Plaza de las Cuatro Esquinas es muy cuca, soy fan de las plazas con encanto :) La fuente y el suelo me recuerda a los patios interiores de las casas más antiguas de Palma, siempre me imaginé viviendo en un sitio así tan... ¿señorial? (soñar es gratis Jaja) Esas brochetas tienen muy buena pinta, si es que en España tenemos una gastronomía para chuparse los dedos.
    Un abrazo guapa!

    ResponderEliminar
  2. Hello Verónica,
    Very nice pictures. Lovely that tasty meal.
    And a nice picture of that cargo trainwagon. (My job to drive)

    Greetings, Marco

    ResponderEliminar
  3. Chulos el castillo, la iglesia y los búnkeres. El sitio parece bastante tranquilo, así que me ha gustado conocerlo.
    Un beso fuerte, Verónica.

    ResponderEliminar
  4. Qué sitio tan chulo y qué escapada tan completa. Lástima que el castillo sólo pueda verse por fuera, aunque algo es algo, que por la foto se ve espectacular. Por cierto, qué bien aparcados los coches en la iglesia de la Asunción; es que hay gente que ni con las rayas pintadas en el suelo es capaz de hacerlo bien, aunque espero que uno de esos coches no fuera el vuestro, jajajajaja.

    ResponderEliminar