San Petersburgo en 4 días: día 1

4.2.20


Con sus canales y fachadas barrocas, San Petersburgo es una de las grandes ciudades de Rusia. San Petersburgo es, sin duda, el centro cultural del país. Comenzamos con nuestro diario de San Petersburgo en 4 días. ¿Nos acompañas?

Por fin comenzamos con San Petersburgo, hemos tenido un fin de año algo estresado, por lo que no hemos podido dedicar mucho tiempo al blog, pero ya teníamos ganas de enseñaros otra de las fascinantes ciudades de Rusia.


San Petersburgo no tiene nada que ver con Moscú, es mucho más europea, casi todo el mundo habla inglés y se ve una ciudad mucho más acostumbrada al turismo. Es una ciudad donde la arquitectura es mucho más lujosa, ya que cuenta con grandes palacios muy ostentosos. Moscú y San Petersburgo son dos ciudades con un gran contraste.

San Petersburgo en 4 días: primer día en San Petersburgo

Llegamos a la estación de San Petersburgo a las 10:45 horas. Como ya os conté en el artículo de Cómo ir de Moscú a San Petersburgo, cogimos el tren de alta velocidad, que tarda unas 4 horas en recorrer los 700 kilómetros que hay entre ambas ciudades. 

Para llegar hasta nuestro alojamiento, cogimos un metro desde la estación hasta la parada más cercana a nuestro guest house. El alojamiento estaba muy bien situado y era muy cómodo. Cuando llegamos nuestra habitación aún no estaba lista, pero dejamos las maletas allí y cuando volvimos ya estaban en nuestra habitación.

Nuestra primera parada estaba a unos 15 minutos andando del alojamiento, así que fuimos tranquilos recorriendo las calles y disfrutando con todo lo que veíamos a nuestro paso. 

Museo Hermitage. Se encuentra en la Plaza del Palacio, una amplia plaza con varios edificios y en el centro, la columna de Alejandro. La principal colección del Hermitage se encuentra en el Palacio de Invierno, un espectacular edificio de color blanco, verde y dorado. Su construcción la encargó la emperatriz Isabel I de Rusia en 1754 y fue hogar imperial hasta 1917. 


En su interior, el Palacio de Invierno alberga una de las más grandes colecciones de arte del mundo: pinturas, esculturas y salas preciosas e impresionantes. La visita lleva tiempo, nosotros estuvimos unas 3 horas recorriendo sus salas. 


Sala de Velázquez en el Hermitage
La entrada completa cuesta 700 rublos. Nosotros compramos las entradas en las máquinas automáticas que hay a la izquierda en la entrada. Las máquinas se pueden poner en inglés y son muy fáciles de usar. Tenemos que decir que aunque te ahorras la cola gigante de las taquillas, igualmente tendrás que hacer otra cola para entrar con el ticket comprado en la máquina, eso si, va algo más rápido y es más corta.

La mujer de azul, Thomas Gainsborough
Con la entrada completa se pueden visitar otros edificios como el Edificio del Estado Mayor, también ubicado en la Plaza del Palacio, que cuenta con la colección de obras impresionistas y pos-impresionistas del Hermitage.

Jardín de Alejandro. Entre el Museo del Hermitage y la Catedral de San Isaac se encuentra este jardín, donde se puede descansar un rato. Vimos a muchísima gente sentada en los bancos comiendo, charlando, en lo que parecía ser un descanso en el trabajo. 


Muy cerca del jardín y antes de llegar a nuestro siguiente punto, hicimos una parada en el camino para reponer fuerzas y descansar un rato en Coffee House. La carta está solo en ruso, pero tiene muchas fotos, así que para un café y un trozo de tarta no nos hizo falta más. También tienen pizzas y pasta.

Catedral de San Isaac. Esta catedral con cúpula dorada alberga un museo en su interior, aunque lo más habitual, es visitar la catedral para subir hasta la cúpula y ver las vistas a la ciudad. 


Palacio de Yusupov. Este palacio tiene una historia tan increíble como horrible. Su propietario fue el príncipe Félix Yusupov, una de las personas más ricas de Rusia. Lo curioso es que aquí, en el sotano, murió asesinado Grigory Rasputín. 

Nuestra intención era visitarlo ya que por fuera no es gran cosa, pero llegamos a lo justo y ya no pudimos entrar, cierran a las 18:00 horas. Creemos que su visita merece la pena.

Catedral de Kazán. Es la principal catedral de San Petersburgo, consagrada a la Virgen de Kazán, la imagen más venerada de la ciudad. Su entrada es gratuita. 


La ruta que teníamos para el día de hoy había terminado, pero aún era pronto, así que seguimos dando una vuelta por la ciudad descubriendo otros lugares como la Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada, que veríamos al día siguiente; o el Edificio Singer, un edificio de estilo Art Nouveau que hoy en día es una librería preciosa. 


En este primer día comimos algo antes de entrar en el Hermitage en Stolle, muy cerca de la Plaza del Palacio y cenamos en Pizza 22cm

Otros lugares de interés por la zona

San Petersburgo está llena de iglesias y catedrales preciosas donde poder admirar la curiosa arquitectura rusa. Cerca de las visitas propuestas, hay dos catedrales que nos quedamos con las ganas de conocer y que os dejamos referenciadas, ya que no aparecen en muchas guías. Se tratan de la Catedral de San Nicolás de los Marinos y la Catedral de la Santísima Trinidad.

Quizás te interese

13 comentarios

  1. Genial entrada de San Petersburgo. Se ve una ciudad muy hermosa y en el tren a un pasito de Moscú. El Museo Hermitage lo conocía por una extraña película llamada "Oleg y las raras artes" y que recoge una muy curiosa historia sobre un pianista que acudía a diario a tocar un piano habilitado en una de sus hermosas salas. Gracias por tan buen reportaje gráfico también y será un placer seguir visitando junto a vosotros esta magnífica ciudad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Hermitage es una maravilla, Miguel. Merece muchísimo la visita, ya que es uno de los museos más importantes del mundo. Un placer que descubras San Petersburgo con nosotros. Gracias por tu comentario. Besos.

      Eliminar
  2. Hello Verónica,
    Very wonderful pictures. Great all these wonderful and impressive buildings.
    Nice to see the different colored houses on shot 2.

    Best regards,
    Marco

    ResponderEliminar
  3. Viendo las fotos. Entran ganas de hacer un viaje como el tuyo. No quitaría ningún lugar de los que has programado.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué pasada! Allí ¡Es todo a la grande!
    Por curiosidad, me gustaría saber cuánto os costaron los billetes del tren porque sé que hay quien hace este trayecto en trenes (de los lentos) para hacer noche en ellos y quien recorre el camino en avión.
    Me ha dado mucha envidia veros en el Heritage.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja si, en Rusia no se andan con tonterías. Pues nos costó unos 45 euros por persona creo recordar. Yo dudé mucho, pero al final sabía que iba a escoger esa opción desde un principio, así que no se para que tuve tantas dudas jaja. Besos.

      Eliminar
  5. ¡Qué pasada! Al contrario que Moscú, San Petersburgo siempre me ha llamado muuucho la atención y me encantaría visitarla algún día (aunque estoy esperando porque con mi chico queremos hacer la ruta por los países Bálticos) así que tomo nota para cuando vaya. La primera foto la de la Plaza del Palacio me chifla igual que la última aunque todas son muy chulas; las fachadas coloridas son muy bonitas :) Solo por las fotos se puede notar que es diferente a Moscú, más "Europea". Gracias por compartir con nosotros esta pequeña guía, ¡un besazo guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, San Petersburgo es totalmente europea, aunque tiene arquitectura rusa, es mucho menos lo que te encuentras por sus calles. Deseando veros hacer esa ruta, yo me muero de ganas por volver a Rusia, me parece un país fascinante. Gracias por pasar, Kat. Besos.

      Eliminar
  6. Hola guapa, impresionante. Que lugar tan bonito con unas fotos maravillosas. Ahora mismo cogo la maleta y voy. Un viaje que lo pongo en mi lista de pendientes por visitar. Besitosss

    ResponderEliminar
  7. Qué maravilla, a ver si consigo algún día ir a San Petersburgo...

    ResponderEliminar