Ruta por Almería

14.5.19


Almería es una provincia andaluza con mucho que ofrecer al visitante. Más allá del turismo de sol y playa, en Almería encontrarás una región natural como existen pocas en el mundo. ¿Quieres descubrir más sobre Almería? Te contamos nuestra experiencia en una ruta en coche por Almería

Nueva ruta organizada por Guadalinfo, la primera del año. En este caso nos hemos ido a conocer la provincia de Almería, en concreto, a conocer una parte de la Almería más natural. Una parte muy desconocida de Andalucía y que bien merece la pena saber de ella, tanto por su valor ecológico, natural, paisajístico e histórico.

En esta ocasión, y por los muchos kilómetros que separan Cádiz de Almería, volamos hasta Almería desde Sevilla. Cogimos un vuelo de Iberia operado por Air Nostrum. ¿Alguna vez habéis volado en un avión de hélices? Casi me da un infarto cuando vi el avión, pero tengo que reconocer que la experiencia fue muy buena, o al menos, mejor de lo que me imaginé. 



Una vez en Almería fuimos hasta el concesionario Ford, Índalo Motor, donde nos tenían preparados nuestra flota de coches para hacer la gran ruta que teníamos por delante.


El tiempo no fue el mejor y, sinceramente, fue mala suerte, porque en todos sitios nos decían que como mucho llovía 15 días al año, vaya casualidad que nos tocase justo cuando teníamos programada la ruta. Con lluvia y frío nada se vive igual, aún así, pudimos disfrutar muchísimo y es que tuvimos grandes momentazos. ¿Queréis saber todo lo que nos deparaba el fin de semana?


Ruta en coche por Almería

Adra

Adra fue la primera parada de la ruta. La principal intención en Adra era conocer sus albuferas, pero el tiempo no lo permitió, por lo que conocimos más sobre este lugar gracias a la exposición que nos encontramos en el Museo de Adra


Tras visitar el museo, hicimos un recorrido por el pueblo para conocer todo lo que ofrece y saber más sobre la historia de este lugar. Muy interesantes los refugios antiaéreos, en los que pudimos conocer los trágicos acontecimientos que pasaron en Adra durante la Guerra Civil. 

Para completar la visita, comimos en Restaurante Coínes, un restaurante especializado en pescado, donde todo lo que probamos estaba delicioso. Solo por comer aquí, Adra ya merece una visita, ¡espectacular!



Roquetas de Mar

En Roquetas de Mar tuvimos la misma suerte con el tiempo que en Adra, por lo que no nos permitió hacer la ruta que estaba planeada, pero Roquetas cuenta con los suficientes recursos como para hacer un cambio de última hora y pudimos descubrir lugares muy interesantes.


Comenzamos la visita por su castillo, el cual es una réplica del que existió anteriormente (siglos XVI y XVII) y al que le cayó un rayo. El castillo se usaba como polvorín, por lo que sufrió un incendio que lo destruyó. La falta económica que tenía la corona en aquel momento hizo que el castillo fuese abandonado. 

El castillo, originalmente, se llamaba Castillo de las Roquetas y su principal objetivo era recolectar sal para la salazón de la pesca.


También conocimos su Aula del Mar, un museo que pone en alza los valores del municipio y donde nos encontramos con zonas dedicadas a los cetáceos, juegos interactivos y mucho más. Su visita es muy recomendable. 

Nos acercamos a ver el precioso entorno natural del que dispone y desde el que comienza el sendero Las Salinas de los Cerrillos.


Para cenar estuvimos en el Chiringuito Koral. Un lugar espectacular en pleno paseo marítimo de Roquetas. La atención y la comida fueron inmejorables, haciendo que tuviésemos una perfecta velada. 


Roquetas fue el lugar donde nos alojamos en esta primera noche. Estuvimos en el Hotel Bahía Serena, de 4 estrellas, y que nos pareció un lugar maravilloso. 



Sorbas

En Sorbas nos esperaba una experiencia increíble, pero antes de ello, fuimos al conocer el Centro Guadalinfo que tiene este pueblo y nos dejó ¡con la boca abierta! Hacen una labor maravillosa en la que disfrutan personas de todas las edades. 


Después de poder ver con nuestros propios ojos el gran trabajo que se realiza en el centro, nos fuimos a conocer uno de los tesoros que esconde la provincia de Almería. 

En el paraje natural Karst en Yesos de Sorbas hay más de mil cuevas excavadas en la roca de yeso, ¿no os parece impresionante? El yeso es una roca transparente y cristalina con un brillo precioso. Jamás me había parado a pensar de donde proviene el yeso tal y como lo conocemos, por lo que fue muy sorprendente e interesante descubrirlo de esta forma.

El origen del yeso es marino. Hace muchos años, el mar bañaba toda la zona y cuando el mar retrocedió, quedó en Sorbas una especie de lago que desapareció enseguida, dando lugar al yeso. ¿Por qué brilla entonces el yeso? Porque uno de sus componentes es el agua.


Realizamos una ruta por una de estas cuevas y fue increíble. Existen varias rutas con diferentes grados de dificultad. Nosotros realizamos la ruta básica, con un recorrido fácil y de baja dificultad. Es ideal para realizar en familia. 

Hay visitas todos los días del año pero es muy importante realizar la reserva con antelación. Encontraréis más información en su página web.


Macael

Macael es la tierra del mármol, en pleno valle del Almanzora. Tuvimos la suerte de realizar una visita guiada a una de sus canteras y conocer más sobre la historia de este lugar. Las vistas son impresionantes.


Como curiosidad, tenéis que saber que los leones de la fuente del Patio de los Leones de la Alhambra, o las columnas de la Mezquita, son algunos de los ejemplos de monumentos que conocemos hechos con mármol de Macael. 

En el Centro de Interpretación del Mármol experimentamos un recorrido por la cultura del mármol de Macael. Tienen un pequeña tienda con productos típicos artesanos de mármol. La visita al centro es de 2 euros.


El horario de apertura del centro es de martes a domingo (cerrado domingo por la tarde y lunes), de mayo a octubre es de 10:00 a 14:00 y de 18:00 a 20:00 horas; de noviembre a abril es de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 19:00 horas.

Si estáis interesados en saber más, se pueden contratar visitas guiadas a las canteras o talleres de artesanía y escultura. El precio de la visita guiada a las canteras y al centro de interpretación es de 10 euros. Para la visita a las canteras, el centro de interpretación y el taller, el precio es de 15 euros.

Paseando por Macael podemos descubrir una réplica exacta de la fuente del Patio de los Leones, el rey Juan Carlos les dio el permiso para poder tenerla.


Otra curiosidad que encontrarás paseando por sus calles, es que poseen el mortero más grande del mundo hecho en mármol, certificado con récord guiness.  


Serón

¡Ay, Serón! vaya visita más intensa nos regaló... Creo que jamás olvidaremos nuestro paso por este lugar. 


Comenzamos nuestra visita degustando su gastronomía, en uno de los rincones más bonitos que podréis encontrar por la zona, La Posada del Candil. En un entorno privilegiado se encuentra este hotel rural que cuenta con un restaurante maravilloso. La experiencia es totalmente recomendable. Es una delicia. 


Una vez con las pilas cargadas, nos disponemos a subir a Las Menas, un poblado minero situado en la Sierra de los Filabres y en el que las compañías mineras, conociendo la calidad del hierro de la zona, se establecieron en el año 1887, concluyendo su actividad en el 1968. 

Nos avisan que hace muchísimo frío, que nos abriguemos bien, pero para nuestra sorpresa, ¡nos empezó a nevar!, ¡jamás habíamos visto nevar! y fue maravilloso. 


No pudimos quedarnos mucho tiempo, por el riesgo a quedarnos incomunicados, así que con toda nuestra pena, tuvimos que irnos, pero nuestra visita continuaba.

En el pueblo se celebraba el Orgullo Rural, un evento en el que se reivindicaba la despoblación de España y de la que sufre Almería. Todos los pueblos que visitamos en la ruta, estaban unidos por este sentimiento y por querer ser escuchados, ya que es un problema muy grave que afecta a muchos municipios de nuestro país.


Son varios los lugares de interés que se pueden visitar en Serón y que no pudimos hacerlo por falta de tiempo (nos quedamos con las ganas de conocer su Castillo Nazarí), además, hay varios senderos que se pueden realizar para conocer mejor la zona (sendero local Las Menas, Sendero Panorámico de Serón, Sendero de las Encinas Milenarias).  


Olula del Río

Último pueblo del día y el tiempo no mejoró en ningún momento, por lo que como nos había pasado en los anteriores municipios, no pudimos hacer la ruta que teníamos preparada, aún así, la visita a Olula del Río mereció muchísimo la pena. 

En Olula del Río nos encontramos con dos lugares llenos de arte. El primero que visitamos fue el Centro Pérez Siquier. Este centro abrió sus puertas en 2017 y es el primer museo en España dedicado a uno de los grandes fotógrafos clásicos que tiene nuestro país. En sus cinco salas podemos ver lo más interesante de la obra de Pérez Siquier y su evolución artística.


Junto al Centro Pérez Siquier, nos encontramos con el Museo Ibáñez, que contiene una de las mayores colecciones de Arte Contemporáneo de Andalucía. Cuenta con 17 salas permanentes con más de 450 obras, la mayoría de Andrés García Ibáñez, pero también podemos ver obras de Goya, Sorolla y otros autores. La entrada es gratuita. 


Para terminar nuestra visita a Olula del Río, nos mostraron una de sus mayores fiestas, las Fiestas de San Sebastián y San Ildefonso. Tienen una tradición única, en la que envuelven a sus patrones de roscos y carretillas. En la noche de vísperas, la calle se llena de pólvora y fuego y, durante el paso de las procesiones, la gente les arroja roscos. Es digno de ver.


En el mismo lugar, nos sirvieron un "picoteo" donde nos obsequiaron con sus famosos roscos. 


Nos quedamos a dormir en Olula del Río, en el Hotel Jardines La Tejera


Vélez-Blanco

Para terminar un fin de semana espectacular, en el último día de la ruta por Almería, nos fuimos a conocer Vélez-Blanco y ¡por fin nos salió el sol!

Vélez-Blanco nos dejó sin palabras, es un pueblo precioso con un entorno espectacular y con unos lugares de interés imprescindibles en una visita por la zona. 


Comenzamos con la visita a su castillo, una increíble construcción renacentista que pertenecía a Don Pedro Fajardo, el primer marqués de los Vélez.

Continuamos con otro lugar único, la Cueva Los Letreros, un abrigo rupestre que es Patrimonio de la Humanidad desde 1998. En este lugar se descubrió el Índalo, el famoso símbolo de Almería. 


La ruta se iba terminando y, para poner el broche de oro, degustamos una maravillosa comida en El Palacil, un restaurante en un entorno precioso y donde nos trataron muy bien. 


Quizás te interese

33 comentarios

  1. Mira que Almería no es una de mis provincias favoritas, pero tal y como la presentas, a pesar del tiempo, dan ganas de cogerse el avión e irse ya mismito.
    No podréis decir que pasásteis hambre ¿no? ¡Menudos manjares!
    Ya dije, cuando vi la entrada sobre Velez-Blanco, que esas pinturas rupestres bien merecían hacerse todos los kilómetros que fueran necesarios.
    En fin, me alegro que disfrutaras de la nevada.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En estas rutas siempre comemos muy bien, jaja, no podemos quejarnos. Es una zona desconocida y que merece la pena. Tiene un entorno natural increíble. Gracias por tu comentario, Macarena. Besos.

      Eliminar
  2. Hola! Me apunto las rutas por las cuevas, me parecen muy interesantes.
    Te espero pronto por mi blog. Estoy de sorteo. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cueva es una pasada, muy recomendado. Gracias por pasar. Besos.

      Eliminar
  3. Un reportaje fantástico Verónica. Y muy generoso. Con el mismo se podrían haber realizado varias entradas en el blog. La provincia de Almería es fabulosa, tanto en su interior, como en la zona de costa. Y la gastronomía que has mostrado es espectacular. Me ha llamado especialmente la atención Serón, además de Vélez que ya lo había hecho. Por cierto, he volado, disfrutado, y padecido también en los aviones de hélice :-). De hecho, he trabajado una parte de mi vida aviación y conozco bastante bien la compañía que nos muestras. Gracias por tan buen trabajo. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Miguel, yo no se lo que me entró cuando vi el avión... de verdad que casi me da algo!! menos mal que al final la experiencia fue buena. La ruta fue muy interesante y espero haberlo transmitido así. Gracias por tu comentario. Besos.

      Eliminar
  4. Vaya pedazo de ruta que os marcásteis, aunque es verdad que con frío y lluvia cambian mucho las cosas (aunque ya te habrás ido dando cuenta de que yo soy de frío extremo, jajajajaja). La provincia de Almería la tengo muy poco explorada, así que tendré que hacer una visita a esta zona; ya sé que siendo de Cádiz tenéis otro clima que no tiene nada que ver con el de otras provincias, pero la verdad es que me ha sorprendido eso de que nunca hubiérais visto nevar. Mira, una novedad que os llevasteis de este viaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca habíamos visto nevar! jaja y fue súper divertido para nosotros, parecíamos dos niños pequeños. Nosotros por el contrario no somos de frío, así que lo llevamos bastante mal, pero la ruta mereció la pena igualmente. Gracias por tu comentario, Espe. Besos.

      Eliminar
  5. Estupendo reportaje. La ruta de las cuevas tiene que ser interesante. Gusta ver caer la nieve.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante, Laura. Merece muchísimo la pena. Gracias por pasar. Besos.

      Eliminar
  6. Hello Verónica,
    Wonderful pictures. Great to see these impressive places.
    And I think you like many kind of food. It looks always delicious.

    Big hugs, Marco

    ResponderEliminar
  7. Tan interesante es esta ciudad , que la visité en tres ocasiones. La primera vez me alojé en Almería capital. La segunda en Roquetas de Mar y la tercera y última en Aguadulce. También desde esas poblaciones hice unas escapaditas hasta Almería ciudad, ambas están muy cercas.

    Besos

    Hoy te he hecho el comentario desde mi otro blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Almería siempre merece una visita, tiene mucho que ofrecer. Gracias por pasar. Besos.

      Eliminar
  8. Preciosa, no la conozco y ya me parece divina, a través de tus fotos y tus palabras...completísima información, que me guardo para cuando pueda escapar...
    Un besazo, Verónica!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá puedas escaparte pronto, bueno, cuando haga un poco más de fresquito jeje, te va a encantar. Besos.

      Eliminar
  9. Menudo viaje os habéis pegado, vamos, que me habéis dado una envidia....
    Algunos de los pueblos que habéis visitado los conozco, y como ustedes hacéis, yo también recomiendo esta provincia, a la que yo llamo "la gran desconocida", incluso para los andaluces, porque en ella -aunque haya quien lo dude-, en pleno verano se puede disfrutar de preciosas calitas, sin masificación.
    Estupendo trabajo, el que habéis hecho.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras, Manuel. Almería es una provincia que merece la pena ser descubierta. Besos.

      Eliminar
  10. Seguro que lo disfrutasteis un montóN! *-*

    ResponderEliminar
  11. Una maravilla no he conozco nada esta zona así que me ha sorprendido gratamente. El post como siempre de muchísima calidad tanto la fotografías, contenido, curiosidades y gastronomía. Gracias por compartirlo siempre viene bien conocer otras alternativas que se quedan más lejos de nuestra zona pero que merece la pena su visita. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En España, por suerte, cualquier punto merece la pena, vivimos en un país maravilloso. Gracias por pasar, Natalia. Besos.

      Eliminar
  12. Hola guapa. Un post precioso. No conozco la zona de Almeria, pero solo con las fotos y lo que nos cuentas, me ha encantado, espero un día poder ir y hacer la misma ruta que tu. Besitossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá puedas ir, te va a encantar. Gracias por pasar, Mónica. Besos.

      Eliminar
  13. ¡Hola guapísima! No sé si te acuerdas de mí, aunque siempre sigo tus aventuras en Insta, Jaja Antes te comentaba desde el blog Mo Shaool pero ahora me he creado uno de viajes que es el que voy a actualizar... ¡espero que te pases cuando puedas! A mi me alegra ver que sigues estando en estos lares y lo chulo que ha quedado tu blog...
    Nunca me había llamado Almería sin embargo ahora me entran ganas de visitarla y pasear por las Salinas de los Cerrillos o por Sorbas... ¡o ver ese castillo! Menudas fotos más bonitas y perfectas para acompañar el post... ¡Y vaya pintaza la comida, por cierto! Me está entrando hambre y eso que acabo de comer hace nada, Jajaja.
    Bueno guapa, ¡nos leemos pronto! Espero que estés genial, un besoteeee!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhhhh mi niña, qué alegría volver a leerte por aquí, ¡echaba de menos muchísimo tus comentarios! Qué bueno que ahora tengas un blog de viajes, ¡me encanta! Ahora mismito me paso a visitarte. Besos.

      Eliminar
  14. Uauuu, que ruta tan bonita!! La verdad es que a través de tus publicaciones estoy conociendo muchas partes de Andalucía que me están sorprendiendo gratamente, ahora sólo tengo que disfrutarlas en vivo! Conocía Roquetas pero no este Hotel, sí que parece maravilloso, y vuestras imágenes de los platos que degustáis siempre me dan mucha envidia, jiji!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una ruta maravillosa para descubrir la Almería más natural, muy recomendable Cristina. El hotel fue fabuloso. Gracias por pasar. Besos.

      Eliminar
  15. Una ruta de lo mas bonita!!besos

    ResponderEliminar
  16. Espero que te haya gustado Almería..... Un saludo desde Almería

    ResponderEliminar