Vélez-Blanco, la joya del marquesado

30.4.19


Vélez-Blanco es un municipio de Almería declarado Conjunto Histórico Artístico. Se encuentra en la Comarca de los Vélez. En este artículo os contamos qué ver en Vélez-Blanco.

La Comarca de los Vélez está ubicada al norte de la provincia de Almería y está compuesta por cuatro municipios: Vélez-Blanco, Vélez-Rubio, María y Chirivel.

Vélez-Blanco es el segundo pueblo más grande en extensión de Almería (y el mayor de su comarca). Se encuentra enmarcado entre los extensos pinares del Parque Natural Sierra de María-Los Vélez.

Hoy en día, este municipio se encuentra con un grave problema y es que Vélez-Blanco está sufriendo la despoblación de España. Llegó a tener unos 7.000 habitantes y, en estos momentos, tiene unos 1.900. En los últimos 4 años han llegado a perder 300 habitantes.

Desde aquí os animamos a visitar este municipio, para poder hacerlo más visible y ayudarles a combatir esta gran despoblación que está sufriendo el entorno rural en nuestro país. 

Qué ver en Vélez-Blanco

Castillo de Vélez-Blanco. Es un castillo renacentista construido entre 1506 y 1515 por Don Pedro Fajardo, el primer Marqués de los Vélez. No se sabe con seguridad por quien fue diseñado pero se piensa que fue por un arquitecto italiano. Lo que si se sabe con seguridad es que los canteros fueron los de la Capilla Real de Granada.


Don Pedro Fajardo levantó este castillo aquí por ser el lugar ideal como centro administrativo del Marquesado. Contaba con una magnífica posición defensiva y una situación de dominio sobre el valle. 

Este castillo era un símbolo de poder, en el que vivía la familia marquesada.

Es curioso conocer la historia de este lugar y saber como parte de este castillo se encuentra repartido por el mundo. El patio del palacio se vendió y se desmontó para ser trasladado al Museo Metropolitano de Nueva York, donde podemos verlo expuesto. Los frisos de uno de los salones están en el Museo del Louvre y parte de la biblioteca salió a subasta y se encuentra en El Escorial.

La Torre del Homenaje mide 20 metros y el escudo que encontramos en ella es el de los Fajardo. Pueden verse ortigas en el escudo porque era una familia que venía de Galicia, de Ortigueira. Esta familia construyó 3 castillos: el de Vélez-Blanco, el de Cuevas de Almanzora y el de Mula.


El castillo está abierto de miércoles a domingo con el siguiente horario: de abril a septiembre de 10:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 20:00 horas; de octubre a marzo de 10:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 18:00 horas. 

Cueva Los Letreros. Esta cueva rupestre se declaró en 1998 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es uno de los tesoros más importantes de Almería. 


Este lugar no llega a ser una cueva, se trata de un abrigo y se cree que era un lugar de culto o especial para ellos y que solo venían a pintar, ya que los restos de silex se encontraron cerca del valle, donde se encontraba el agua.

Hay 35 cuevas catalogadas pero ésta es la primera que se descubrió y la que más símbolos tiene.


Aquí se descubrió el Índalo, símbolo de Almería, y que en la pintura rupestre es la imagen del cazador. También se encuentra entre los dibujos el Brujo, el símbolo de Vélez Blanco. El brujo era el chamán o hechicero de la tribu y se vestía con la piel de la cabra y la cabeza para hacer sus rituales.


Para poder visitar esta cueva hay que concertar una visita guiada, podéis hacerlo en esta web.

El castillo y la cueva son los dos lugares más importantes que podemos visitar en Vélez-Blanco, pero dando una vuelta por el pueblo, encontraremos otros monumentos de interés, como son: sus edificios religiosos, la Iglesia de la Magdalena, el Convento de San Luis, la Iglesia de Santiago Apostol y la Ermita de la Concepción; la morería, un conjunto de calles estrechas que junto a sus casas, conserva el urbanismo medieval del barrio, junto al acceso a la morería nos encontramos con la fuente de Los Cinco Caños, mandada a construir por Don Pedro Fajardo; y sus casas singulares, como son la Corredera, el Ayuntamiento, la Balsa Vicaría o el Teatro/Ermita de San Agustín.

Además, desde Vélez-Blanco son muchas las actividades que pueden realizarse para disfrutar de su entorno. Nosotros que somos unos enamorados de la naturaleza y el senderismo, os recomendamos disfrutar de su Parque Natural Sierra María-Los Vélez y hacer alguno de los senderos que nos encontramos en él.


Una buena idea es comenzar a descubrir el parque natural desde su Centro de Visitantes Almacén del Trigo, donde nos encontramos con una exposición para conocer algunos de los aspectos más importantes del parque.

La Muela
Como recuerdo de Vélez-Blanco, no os olvidéis de llevaros el estupendo aceite de oliva virgen extra que produce la empresa Robles. Nosotros nos trajimos un par de botellas y desde entonces no falta en nuestros desayunos.

Dónde comer en Vélez-Blanco


Lo de Vélez-Blanco es de otro nivel, porque comer en El Palacil es todo un privilegio para los sentidos. Se encuentra en un entorno maravilloso y su comedor exterior es perfecto para disfrutar de todo lo que nos ofrece, una comida deliciosa junto a una atención inmejorable.


Fueron varios los platos que pudimos degustar, todos realizados perfectamente y con una presentación de 10. Embutidos, ensalada con queso frito, distintas variedades de croquetas, cordero y unos postres exquisitos. 100% recomendado.


Para tomar el café os recomendamos la Pastelería-Cafetería Ginés y María, donde encontraréis dulces típicos de la zona. 

Dónde dormir en Vélez-Blanco

El Palacil. Además de tener un restaurante en el que se come de maravilla, este lugar cuenta con apartamentos turísticos en un entorno privilegiado. 

Hotel Velad. Un precioso hotel de estilo rústico que cuenta con habitaciones con bonitas vistas. 

Hotel Casa de los Arcos. Este hotel de 3 estrellas está situado en pleno centro histórico de Vélez-Blanco, junto al Barranco de las Fuentes. Es una casa señorial de los siglos XVIII y XIX rehabilitada con materiales tradicionales.

Cortijo El Ventorrillo. Si lo que quieres es visitar la Comarca de los Vélez, quizás este alojamiento sea tu mejor opción. Se encuentra a 8 kilómetros de Vélez-Blanco y a 3 kilómetros de María.

Para ver otros alojamientos en Vélez-Blanco, podéis consultar en Booking

Quizás te interese

27 comentarios

  1. Hello Verónica,
    What a wonderful places you have visit again. So great to see.
    Wonderful with the figures in the stones of the rocks.
    And not bad to see the lovely food...so delicious!!

    Best regards,
    Marco

    ResponderEliminar
  2. Ese paisaje es tan bonito O.o ❤❤❤

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, muy de acuerdo con el titular Verónica, sin duda Vélez-Blanco es una auténtica joya. No lo conozco, y desde luego me encantaría hacerlo. Fíjate que muchas veces soñamos con viajar a destinos lejanos y exóticos cuando tenemos auténticas joyas por descubrir en la Península Ibérica. Y además está el matiz de España vacía que hay que intentar salvar por todos los medios posibles. Vuestra labor en difundir la vida de estas poblaciones es muy importante. El turismo rural además, emerge como una posibilidad de mantener la precaria economía de poblaciones sin apenas industria.
    Un gran reportaje, me ha encantado.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Miguel. El turismo rural es una perfecta opción para ayudar a estas poblaciones que luchan contra este problema. Gracias por tu comentario. Besos.

      Eliminar
  4. Me encanta este pueblo Verónica.
    Cuando has comenzado mostrando el castillo he pensado lo espectacular que es y lo bien conservado que está, pero cuando has llegado a la parte de la Cueva ¡Buah! Ya sabes lo que me gusta a mí una pintura rupestre ¡Qué maravilla!
    La verdad es que es una pena y coincido contigo en opiniones acerca de la despoblación, pero supongo que hay que entender que sin el apoyo de las administraciones es difícil la vida en un pueblo pequeño y aislado porque aunque a casi todos nos gusta la tranquilidad, la vida es más difícil cuando se plantean una serie de necesidades que no están al alcance de tu mano. Si a eso le unimos el paro y el envejecimiento de la población, difícil solución hay.
    Y bueno bueno ¡Las chuletas de cordero me encanta!
    Una entrada muy buena Verónica.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Macarena, es difícil, pero el turismo rural es una buenísima opción para ayudarles, por eso es importante la labor de difusión. Como ves, es una maravilla de lugar. Gracias por tu comentario. Besos.

      Eliminar
  5. que precioso todo!!! *_* y bueno de la comida...ya ni hablar!

    ResponderEliminar
  6. Veo que últimamente has viajado a la zona de Almería. Es muy interesante lo que cuentas sobre ellas. Son poblaciones que aún no he visitado y es que son innumerables los lugares que tienen interés turístico.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En España tenemos muchísimos tesoros, Antonia. Estuvimos un fin de semana descubriendo la Almería más natural, una maravilla. Gracias por pasar. Besos.

      Eliminar
  7. No tenía ni idea de que Vélez-Blanco tuviera problemas de despoblación... Tengo un conocido que administra un blog precisamente sobre despoblación, seguro que conoce este sitio que, por cierto, yo me apunto en mi lista de destinos pendientes. Los abrigos rupestres los estudié en arte prehistórico, toda esa zona es muy famosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, lo tienen Espe, por eso la importancia de dar visibilidad a lugares tan bonitos y con tanta historia. Es una zona maravillosa para hacer turismo rural. Gracias por tu comentario. Besos.

      Eliminar
  8. No teníamos ni idea de que Vélez-Blanco fuera tan bonito y tuviera ese patrimonio artístico. 😵 Lo que es una verdadera pena es que las distintas partes del palacio estén repartidas por el Museo Metropolitano de Nueva York, el Museo del Louvre y El Escorial... ¡Menudo expolio! 😓

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, estas cosas siempre pasan, cuando algo es bonito lo quieren en todos sitios. Es precioso el pueblo, os recomendamos que lo incluyáis en próximas escapadas. Saludos.

      Eliminar
  9. No lo conozco Verónica pero es precioso. Estuvimos en Almería capital y visitamos unos días Cabo de Gata que nos enamoró.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues para la próxima visita por Almería, a visitar su parte más natural e histórica. Seguro que os enamora también. Gracias por pasar, Laura. Besos.

      Eliminar
  10. Hola Vero!!
    Qué pena lo que comentas de la despoblación, cuando lo veo en las noticias me da mucha pena que se estén perdiendo estos pueblos, pero claro, también entiendo lo de las personas que se van... la pescadilla que se muerde la cola O.o
    No he estado nunca, pero me ha parecido un lugar precioso!!
    Besos :33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un lugar maravilloso, Sandra. Lleno de historia y donde poder desconectar de todo. Gracias por tu comentario. Besos.

      Eliminar
  11. Hola Verónica! Conozco muy poco de la zona de Almería, y en concreto Velez-Blanco no lo conocía, como tampoco sabía que la Comarca de los Vélez estuviera compuesta por cuatro municipios, siempre aprendo algo con vuestros viajes y fantásticas publicaciones! Preciosas fotografías, sin duda un pueblo que merece la pena visitar y dar a conocer, con esta entrada ya habéis aportado vuestro granito de arena, me lo apunto para próxima escapada!
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, Cristina. Es un lugar que merece muchísimo la pena, si lo visitáis os encantará. Besos.

      Eliminar
  12. Hola guapa, un lugar precioso. El castillo se ve muy bonito y conservado, no me importaría ir a verlo. Besitossss

    ResponderEliminar
  13. Precisamente descubrí este pueblo y lo ubiqué en el mapa por el suceso que cuentas del castillo y su venta, me lo comentó indignado mi padre hace años cuando lo leyó en el periódico. Yo me liaba con tantos Vélez, que hay unos cuantos en la parte oriental de Andalucía, cerca de mi casa sin ir más lejos está Vélez Benaudalla, que también merece una visita por su bonito jardín nazarí y las vistas a Sierra Nevada. Aún así, no he ido aún, así que a ver si le pongo remedio y hago la ruta de los Velez. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros solo hemos visitado este pueblo, pero te aseguramos que es una maravilla. Es un pueblo precioso y que merece muchísimo la pena. Besos.

      Eliminar
  14. Un pueblo con mucho encanto, en especial me ha gustado mucho el castillo :D

    Un saludote.

    ResponderEliminar