Enclave Arqueológico de Carteia

27.4.20


El enclave arqueológico de Carteia es un yacimiento en el que podemos ver restos de época fenicia, cartaginesa, romana, bizantina, árabe y cristiana. Se encuentra en el término municipal de San Roque y fue declarado Bien de Interés Cultural en 1968.

Es cierto que durante la visita a Carteia tienes que poner mucha imaginación, para comprender lo que un día fue la ciudad más importante del Campo de Gibraltar, aun así, la visita a Carteia merece la pena, ya que podrás descubrir un lugar sobre el que tantas civilizaciones han dejado su huella.

El horario de Carteia es de 10:00 a 14:00 de miércoles a domingo, siendo su entrada gratuita. Es recomendable avisar para decir que vais, ya que las visitas son guiadas.  

Un poco de historia

Fueron los fenicios, en el siglo VII a.C., los que se establecieron a 2 kilómetros de Carteia para el desarrollo de su importante actividad comercial. En el siglo IV a.C., los cartagineses fundaron Carteia, una nueva ubicación con un control mayor sobre el Estrecho de Gibraltar. 

Cuando Roma vence a Cartago en las Guerras Púnicas, en el siglo III a.C., los romanos se establecen en Carteia, aumentando la ciudad y llevando a cabo un proceso de monumentalización. En el año 171 a.C. obtuvo el título de la primera colonia romana fuera de Italia. 


A partir del siglo VI d.C., ocupan la ciudad los visigodos, usándola como necrópolis, pero en el siglo VIII, llegaron los árabes e inician desde aquí la conquista de Al-Ándalus. 

Más tarde, se instalaron aquí las tropas de Felipe II y sus sucesores. 

Cada una de estas civilizaciones modificó la estructura de la ciudad e hizo nuevos edificios, es por ello que quedan tan pocos vestigios de algunas de ellas, aunque Carteia es enorme y aún queda mucho por excavar.

Qué ver en Carteia

Muralla Púnica. Junto a algunos restos de murallas, se conserva una puerta que daba acceso a la ciudad.

Edificios. Lo que mejor se conserva de esta parte es la escalinata monumental de época augustea, del siglo I d.C., que era parte de un gran edificio. En esta zona se sabe que hubo una casa romana, tipo domus, que pertenecía a la clase adinerada. Junto a la domus, un bloque de viviendas. Los restos que vemos a la derecha de la escalinata, son varias estancias que pertenecían a pequeños comercios.


Templo Republicano. Se trata del monumento republicano más antiguo documentado de este lugar (siglo II a.C.). Se asentó sobre antiguas construcciones religiosas de época púnica. 


No queda mucho, pero gracias a la reconstrucción que se ha hecho de él, podemos saber como fue. 

Necrópolis visigoda. El templo está rodeado de tumbas de época visigoda. 

Termas. Esta gran construcción se cree que estuvo en uso desde el siglo I hasta el siglo IV d.C. Disponía de todas las salas típicas de estos edificios romanos: caldarium, tepidarium, frigidarium y la zona de vestuarios. Tenía también piscina al aire libre y una sala en la que se realizaban ejercicios. 


Más tarde, el edificio termal se usó como necrópolis. Existen restos en este mismo lugar, que apuntan a la existencia de una basílica tardorromana. 

Vivienda romana. Los restos que aquí nos encontramos pertenecen a la conocida como Domus del Rocadillo. Tenía varias habitaciones, atrio con aljibe y peristilo con mosaicos. Junto a ella, se conservan tramos de una calle romana. 


Torre del Rocadillo. Esta torre de vigilancia es de finales del siglo XVI y se encuentra adosada a la muralla romana. Desde ella, se divisa la desembocadura del río Guadarranque. 


Factoría de salazones. En época romana, fue especialmente importante la industria pesquera. En todas estas factorías, podemos apreciar las piletas, donde se disponía el pescado una vez limpio. En ellas, también se fabricaba el famoso Garum, una salsa de gran prestigio gastronómico y alto precio. 


Búnker. Se trata de uno de los búnkeres que hay en la zona y que se construyeron durante la II Guerra Mundial. Es realmente curioso y merece mucho la pena. 


Teatro. Está parcialmente excavado y de él se conserva parte del edificio escénico y de la grada. Su aforo estimado era de 5.200 personas. 

Quizás te interese

16 comentarios

  1. Wowww pues q pasada. AnotAdo lo dejo que me parece q este vera haremos mucho turismos nacional

    ResponderEliminar
  2. Ay qué me guata a mí Cádiz. Carteia es una maravilla y merece la pena poner imaginación. Me pasó lo mismo cuando vi Cartago(Túnez) por primera vez, nos dijeron que eran unas ruinas muy arruinadas y fue pelín chasco. Cuando repetí iba con la idea y me encantó.
    Mil gracias por el post, qué fotazas.
    Feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, a veces pasan esas cosas, por eso creo que con el tema de las ruinas es mejor ver antes fotos, para ir concienciado de lo que te vas a encontrar. Gracias por pasar. Besos.

      Eliminar
  3. Sabrás ya lo que me gusta un área arqueológica. Creo que ésta se halla más que bien conservada y que bien merece una visita.
    ¿Sabes? En Marruecos existen unas ruinas, las de Lixus, que conserva casi intactas las pilas para los salazones que aquí se ves a ras de suelo. Te encantarían. Si las buscas, las podrás ver en el blog.
    Muchos besos. Yo también ando algo desanimada, por si te sirve de algo saber que comparto tu estado de ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Baelo Claudia también se conservan bastante bien las piletas, a ver si algún día nos acercamos a hacer fotos y lo traemos al blog. Gracias, Macarena. Besos.

      Eliminar
  4. ¡Hola, Verónica!

    Este lo conozco de buena tinta y puedo asegurar que has realizado un estupendo trabajo. Fotos y texto que son un privilegio para tus lectores. Creo que el tema de los bunkers es lo que suele llamar más la atención. En La Linea también se construyeron a colación de la Segunda Guerra Mundial y por su cercanía con Gibraltar.

    Un fuerte abrazo y muchos ánimos para salir con fuerza de esta pesadilla por la que estamos atravesando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, Miguel. La verdad es que nosotros no sabíamos nada del bunker hasta que estuvimos allí y fue una grata sorpresa. Abrazos.

      Eliminar
  5. Como tú dirías, qué nos gusta una piedra, jajajajaja. No conozco Carteia, así que me lo apunto en esa lista interminable de sitios pendientes... Por cierto, tengo en casa un libro de recetas de la Roma imperial y viene la del garum, por si tienes curiosidad; está asqueroso, eso sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, nos encanta. Se que el garum muy rico no está, al menos a mi no me gusta! Existen algunas empresas por aquí que lo fabrican y en algún evento lo han puesto para degustar.. a mi solo el olor ya no me gusta jajaja. Espero que algún día conozcas Carteia.

      Eliminar
  6. Hola guapa, un lugar precioso, me han encantado las fotos, un lugar para visitarlo y que no descarto hacerlo, ya que ahora solo podremos hacer turismo nacional. Besitossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el momento de disfrutar más que nunca de España. Gracias por pasar. Besos.

      Eliminar
  7. Q linda historia y bello lugar ♥

    ResponderEliminar
  8. Interesante lugar esas ruinas me recuesdan a la ciudad ronana de Cáparra. Me lo apunto Verónica me ha gustado.
    Cuídate.
    Desde casa te mando este abrazo 🙅

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conozco ese lugar, Laura, así que ahora mismo lo busco. Gracias por pasar. Besos.

      Eliminar