San Petersburgo en 4 días: día 2

11.2.20


San Petersburgo ofrece experiencias de lo más variadas y el día de hoy se presentaba movidito. Con muchas anécdotas que se fueron dando durante el día, en nuestra ruta de 4 días en San Petersburgo, este segundo día superó todas nuestras expectativas. 

Iglesias impresionantes, un palacio sacado de un cuento, una cola interminable compartida con cientos de asiáticos, autobuses reventados en los que volábamos, una señora que no quiso vendernos un paraguas porque no nos entendía, otra que fue súper amable y nos lo vendió al vernos empapados, una obra de teatro que nos puso la piel de gallina y risas, muchas risas, por cada una de las anécdotas que vivimos en este segundo día en San Petersburgo y que siempre formarán parte de nosotros.

San Petersburgo en 4 días: segundo día en San Petersburgo 

Iglesia de Chesme. Esta iglesia rosa y blanca  del siglo XVIII conmemora la Batalla de Chesme de 1770. En ese lugar se encontraba Catalina la Grande cuando recibió la noticia de la victoria sobre los turcos. Para honrar ese momento, mandó construir la iglesia. 


Para llegar hasta la Iglesia de Chesme hay que coger el metro hasta la parada Movskovskaya, es la línea azul. Desde la parada hasta la iglesia hay unos 10 minutos andando. La dirección es Lensoveta, 12.

Palacio de Catalina. Este palacio era la residencia de verano de los zares y es uno de los más imponentes de toda Rusia. Es una muestra del lujo y opulencia con la que vivían los zares. Está situado en Pushkin, a 25 kilómetros de San Petersburgo.


El recorrido del palacio discurre por salas totalmente decoradas según la época, siendo la más espectacular la Sala del Ámbar, una sala en la que todo está hecho con este material (es en la única sala en la que no pueden hacerse fotos).

Una de las salas del interior del Palacio de Catalina
Para visitar el palacio existen dos tickets independientes. El primero se compra en la entrada del recinto y es para visitar los jardines. Si quieres visitar el interior del palacio, la entrada se compra en el vestíbulo. Lo mejor para evitar colas es comprar las entradas online, pero en nuestro caso, esa opción estuvo deshabilitada para todo agosto, por lo que no nos quedó más remedio que comprarlas allí. El problema fue que tuvimos que hacer 3 horas de cola hasta que entramos, ya que el control es máximo. Solo entra un número limitado de personas cada 10 o 15 minutos. 

La visita al palacio es muy ordenada. Existen dos puertas de acceso al palacio y cada sala está dividida en dos. Por lo que los que entran por una puerta van en un sentido y los que entran por la otra, en sentido contrario. Sinceramente, es espectacular, pero la visita al palacio se nos hizo demasiado corta. Al entrar te hacen ponerte una especie de patucos para no dañar el suelo. 

Jardines del Palacio
Los jardines abren a las 9 de la mañana y cuestan 150 rublos (2 euros y poco), el palacio abre a las 12 de la mañana y cuesta 1.000 rublos (unos 15 euros). El palacio cierra los martes.

Cómo llegar al Palacio de Catalina. Para ir al palacio (habiendo visitado antes la Iglesia de Chesme) tenemos que volver hasta la parada de Movskovskaya y desde allí, veremos que salen muchísimos autobuses. Debemos coger el k-342. Los autobuses con k delante son pequeños, cuestan 40 rublos (55 céntimos) y se pagan directamente al conductor. El conductor está acostumbrado a que todo el mundo vaya a esa parada. En nuestro caso, cuando llegamos a la parada empezó a gritar el nombre del palacio y nos bajamos todos. Tarda más o menos una media hora en llegar. 

Para la vuelta, con el gps en mano para ir a la parada, andamos un poco y cogimos el minibus k-347. No dudéis en poner Google Maps y seguir las indicaciones que os marca, porque hay muchas más opciones, yo os pongo la que usamos nosotros y que mejor nos vino.

Si prefieres hacer una excursión al Palacio de Catalina, con transporte incluido, entrada y visita guiada y no tener que preocuparte de nada, puedes echar un vistazo a este enlace.

Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada. Se trata de la iglesia más elaborada de San Petersburgo y una de las más impresionantes. En su exterior podemos ver escenas del Nuevo Testamento, así como los principales eventos del reinado de Alejandro. El interior está totalmente decorado con mosaicos.


La iglesia abre a las 10:30 horas y cuesta 350 rublos en agosto (unos 5 euros).

Al estar tantísimo rato haciendo cola en el Palacio de Catalina, perdimos mucho tiempo, así que no pudimos visitar el interior de la iglesia, pero lo teníamos programado para hoy. Lo incluyo, porque si no se pierde tanto rato haciendo cola, se puede visitar de sobra. 

El interior es impresionante
Teatro Mariinsky. Este teatro es una de las instituciones culturales más respetadas de Rusia, por lo que es de visita obligada si quieres ver un auténtico espectáculo de ballet ruso. 


Compramos entradas para ver El lago de los cisnes y puedo deciros que fue una de las experiencias más alucinantes que vivimos en Rusia. No sabíamos si nos gustaría, por lo que compramos las entradas en paraíso, las más económicas (nos costaron unos 20 euros cada entrada) y ¡vaya si nos gustó! Es muy emocionante, la orquesta en directo, los bailarines, la puesta en escena... una auténtica obra de arte. 

En todos lados recomiendan ir vestido de manera elegante para acudir al teatro, pero lo cierto es que cuando fuimos, diluviaba, así que íbamos vestidos normal y, además, llegamos empapados y no nos dijeron nada. Allí encontraréis gente vestida de todo tipo. 

Las entradas se compran en la web de kassir.ru.

Quizás te interese

13 comentarios

  1. ¡Os envidio mucho por haber visto 'El lago de los cisnes' en el teatro! (sanamente, claro Jaja). Te creo cuando dices que fue una experiencia alucinante, a mi se me ponen los pelos de punta cada vez que veo un vídeo o escucho alguna canción de la obra. Me han fascinado la iglesia de Chesme y sobretodo el Palacio de Catalina, la fachada azul es preciosa! Y por lo visto el interior debe ser igual de impresionante igual que el interior de la Iglesia del Salvador, qué pasadaaa! Si es que cuánto detalle madre mía :D Tengo muchas ganas de conocer San Petersburgo. Besos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue alucinante, Kat, de los recuerdos más bonitos que nos trajimos de Rusia. Es una experiencia 100% recomendada. Te quedas alucinada viendo a los bailarines y lo que son capaces de hacer. Si a eso le sumas la música en directo y el lugar.. pues imagínate. Ojalá algún día puedas ir. Besos.

      Eliminar
  2. Hello Verónica,
    What a nice pictures. Very impressive these kind of beautiful buildings.
    I think this trip you will never forget.

    Greetings, Marco

    ResponderEliminar
  3. Detalhes maravilhosos do interior!
    Boa continuação de semana.

    ResponderEliminar
  4. Genial el reportaje y la información de servicio facilitada. Si alguna vez me paso por San Petersburgo (como el que no quiere la cosa) me llevaré esta guía que estás confeccionando :). Las iglesias son una maravilla y esos palacios interiores es como estar en cuento de hadas. Y que bueno lo de poder asistir a un teatro de esa categoría. debe ser una experiencia inolvidable. En la película llamada "Gorrión rojo" la escena de apertura está realizada en uno de esos espectaculares treatros donde Jennifer Lawrence interpreta a una bailarina que además es espía. Toma ya, ja, ja, ja.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta Jennifer... jajaja aún tengo pendiente esa peli, pero quiero verla. La verdad es que es una ciudad muy bonita, merece la pena la visita. Su arquitectura y sus palacios lujosos merecen la pena y bueno, que te voy a decir del teatro, aún lo recordamos con asombro. Besos.

      Eliminar
  5. Jo qué guay está todo. Lo que yo peor llevaría sería lo de las colas. Pero todo lo demás... La idea de ir al Teatro me encanta y nada más y nada menos que con una representación de ¡El Lago de los Cisnes!
    Muy buenos los tips de la entrada.
    Muchos besos y gracias por la info del tren.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo lo de las colas lo llevo fatal también, te lo puedo asegurar, pero es lo que tiene el mes de agosto.. todo está hasta arriba, pero es lo que hay, no tenemos otro mes para viajar, así que nos lo tomamos siempre de la mejor manera. Si vais tenéis que ir, Macarena, en serio, os va a dejar con la boca abierta. Besos.

      Eliminar
  6. Muy buen viaje, bellas fotos como siempre <3

    ResponderEliminar
  7. Creo que una de las mejores cosas de los viajes son precisamente las anécdotas. :-)

    ResponderEliminar