San Sperate, un museo al aire libre

19.2.19


¿Sabes dónde se encuentra San Sperate?, ¿te gustaría saber qué ver y qué hacer en San Sperate? En este artículo te contamos todo sobre nuestra experiencia en este precioso pueblo de la isla de Cerdeña. 

San Sperate es un pueblo acogedor de la provincia de Cagliari, en el sur de Cerdeña. Se encuentra muy cerca de la ciudad de Cagliari, a unos 20 kilómetros, por lo que en nuestra visita a Cagliari decidimos incluirlo en nuestra ruta.

A la hora de buscar cómo ir desde Cagliari a San Sperate encontramos una opción muy interesante, conocimos a Arasolè.  

Arasolè es una empresa que organiza excursiones diarias desde Cagliari a distintos puntos de la isla de Cerdeña y, para nuestra suerte, una de las excursiones que realiza es al bonito pueblo de San Sperate. 


Arasolè ofrece una completa variedad de recorridos y actividades, perfectas para completar unas vacaciones de ensueño. En sus rutas puedes encontrar actividades de todo tipo: historia, cultura, gastronomía, artesanía, excursiones en barco... 

Después de informarnos lo tuvimos claro, queríamos hacer la excursión con ellos y, sin duda, fue la mejor decisión que pudimos tomar.

Con Alice, nuestra guía por San Sperate
Nuestra guía fue Alice y nos hizo un recorrido tranquilo, muy cuidado, en el que disfrutamos de todo lo que el pueblo ofrece. Pasamos una mañana preciosa, de las que no se olvidan, de las que no te importaría repetir de vez en cuando para desconectar, para conocer un poquito más de unas tradiciones distintas a las nuestras.

Si visitáis Cagliari y queréis tener un recuerdo precioso de esta isla, no dudéis en contactar con Arasolè, no os arrepentiréis: info@arasole.com. 

El recorrido de nuestra visita guiada se dividió en 3 partes.

Con Giampaolo Mameli
En primer lugar, fuimos a visitar el taller de un artesano del pueblo, Giampaolo Mameli

Giampaolo nos enseñó como trabaja, las cosas que realiza y todo con una amabilidad excepcional. Nos contó algunas historias de Cerdeña que nos encantó conocer. Fue una experiencia muy divertida y gratificante. Uno de los mejores momentos fue cuando nos invitó a sentarnos en el torno y ver como funciona, podéis imaginaros lo que salió de ahí, ¿no? Intentamos hacer una pequeña vasija y menos mal que él lo arreglaba siempre, porque yo cada vez que la tocaba la desfiguraba. No lo olvidaremos jamás, además de por el buen rato que pasamos, porque nos trajimos como recuerdo una de sus estupendas obras de arte, un toro.


El toro para ellos no tiene nada que ver con la imagen que hay en España sobre este animal. En la antigua Cerdeña, el toro, junto a la tierra, eran vistos como la luna y el sol, ambos complementarios, que resumen el ciclo de la vida. Durante años, fueron objetos de culto.


Recuerdo del pueblo de San Sperate
Continuamos nuestra visita haciendo un recorrido por el pueblo, empezando por el jardín megalítico de San Sperate. En este jardín se presentan varias esculturas de piedra inspiradas en el arte megalítico prehistórico. Pinuccio Sciola, junto a algunos compañeros, crearon estos dólmenes, menhires,  bancos de piedra y el pequeño teatro que forman este lugar.


El recorrido por el pueblo continua por sus calles descubriendo sus murales. 

San Sperate es un pueblo de artistas y así lo reflejan sus calles. Un verdadero museo al aire libre donde el muralismo sardo te sorprende a cada paso. Los murales de San Sperate representan la vida cotidiana del pueblo, sus costumbres.



Descubrimos muchísimos detalles sobre nuestra visita y hay algo que nos llamó especialmente la atención. Pudimos conocer detalles sobre sus tradiciones, que siguen manteniendo con el paso de los años y que tienen que ver con sus viviendas. 

Las casas en San Sperate tienen puertas muy grandes (se hacían así para que entraran los caballos) y, sobre ellas, una especie de placa con datos sobre la familia que vive ahí.


Para finalizar nuestro recorrido, fuimos al jardín sonoro de Pinuccio Sciola. Pinuccio era un artista de San Sperate. Estudió por el mundo, se formó, aprendió muchísimo y descubrió que las piedras tienen alma, que pueden transmitir sonidos.

Muchas son las esculturas que verás en este jardín, todas de Pinuccio Sciola. Os aseguro que no veréis nada igual. Nosotros nos quedamos impresionados ante los sonidos que podían emitir las piedras. 



La visita por el jardín es guiada y al finalizar, te dejan tiempo libre para que toques las piedras, puedas dar una vuelta por él y hacer fotos.

Podéis descubrir más sobre este lugar en este enlace.


Pinuccio Sciola fue el artífice de que San Sperate tenga el aspecto que tiene. Pensó que sería buena idea para el pueblo llenarlo de murales y de color. En el pueblo, las casas se construían con un ladrillo típico de la zona y tras regresar de una de sus épocas en España, propuso pintar todas las casas de blanco y pintar sobre algunas de ellas murales.

Esta idea ha sido muy buena para el pueblo, que durante años ha atraído y atrae al turismo para pasear por sus calles.

  

Quizás te interese

31 comentarios

  1. ¡Vaya preciosidad de lugar! Solo con ver las fotos ya se respira paz.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito, estupenda entrada!! Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hello Verónica,
    That's a nice report of your visit of this city.
    Good to have a guide who shows you all the nice things. Nice to see those old crafts like potters. I think you will have a nice time.

    Greetings and a big hug,
    Marco

    ResponderEliminar
  4. ¡Que artículo más bonito Verónica!

    Hay algo especial, lo has narrado como un relato literario, y desde luego el lugar merecía un texto tan bien hilado como el que has realizado.

    Por otro lado, me parece una idea genial, económica, bonita, y pintoresca la de los murales para atraer la visita de los viajeros.

    Desde luego, San Esperate, es un lugar con encanto. Gracias por darlo a conocer. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un lugar muy especial, Miguel. Fue tan bonito descubrirlo, que he intentado reflejarlo en el artículo. Me alegra haberlo conseguido. Muchísimas gracias por tus palabras. Besos.

      Eliminar
  5. Hola.
    Ay qué maravilla. Adoro Italia pero no he estado en Cerdeña, qué ganas.
    Muy feliz miércoles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que ir, Cerdeña es un paraíso. Feliz miércoles a ti también. Besos.

      Eliminar
  6. Vaya paseo lindo Verónica. Ese arte callejero es una pasada. Los murales sin fantásticos.
    Gracias por compartir.
    Buen miércoles.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un lugar maravilloso, Laura, de los que se disfrutan de verdad. Besos.

      Eliminar
  7. he flipado con el jardín sonoro!! que chulo!!! ays, cuando leo este tipo de entradas, me dan ganas de desaparecer una temporada y visitar todos estos lugares

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es para flipar, nosotros nos quedamos muy impresionados. Jamás hubiésemos esperado ver algo así. Gracias por pasar, Nusca. Besos.

      Eliminar
  8. ¡Qué suerte tenéis! ¡Siempre os hace un tiempo espectacular!
    El lugar es muy bonito. Vi en FC vuestros videos del jardín sonoro y quedé maravillada; aunque soy muy fan también de los murales urbanos. Estos están genial.
    Las esculturas en barro me han parecido una maravilla. Creo que son preciosas. Estupendo vuestro toro.
    Un besazo grande, pareja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja bueno, siempre no, pero no podemos quejarnos, en este viaje (quitando el último día) nos hizo tiempazo. San Sperate nos dejó huella, Macarena. Gracias por pasar. Besos.

      Eliminar
  9. Hola! Un sitio precioso, sin duda merece la pena acercarse si se está por la zona. Bss

    ResponderEliminar
  10. Espectaculares los murales! Muy buena idea la de Pinuccio Sciola.
    Me encanta que la idea que tienen de los toros sea de culto y no la que se tiene aquí.
    Y me ha llamado mucho la atención lo de que las piedras emitiesen sonidos, voy a echar un ojo al vídeo.
    Es genial que os hiciesen la excursión guiada, porque sino seguro que os quedaban cosas sin ver.
    Un besazo y que tengáis una feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un lugar muy sorprendente, tanto por los murales como por el sonido de las piedras. Una maravilla. Gracias por pasar, Luz. Besos.

      Eliminar
  11. Hola guapa, un lugar maravilloso, he disfrutado mucho viendo las fotos y leyendo el post. Feliz tarde. Besitossss

    ResponderEliminar
  12. Me ha gustado mucho tu publicación. Un saludo desde Almería

    ResponderEliminar
  13. Me encanta pasar por aquí y descubrir lugares nuevos llenos de encanto, me sorprendéis mucho con los pueblos tan bonitos que encontráis, y os agradezco enormemente lo detallado que explicáis todo, hasta los contactos para poder organizar excursiones y por supuesto vuestra opinión que ya es una tranquilidad!
    Impresionantes los murales, la profundidad que tienen, obras de arte de las que poder disfrutar mientras vas paseando, un lujo!! Las figuras artesanales me han encantado, qué suerte poder ver trabajar a Giampaolo!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mundo está lleno de lugares maravillosos, Cristina, y nos encanta dejar reflejado aquí todo lo que vivimos. Qué alegría que te haya gustado. Gracias por pasar. Besos.

      Eliminar
  14. Que pasada nunca he estado por allí pero me ha gustado mucho todo lo que has contado y las fotografías, seguro lo pasasteis estupendo. Besos.

    ResponderEliminar
  15. No conocía la existencia de ese lugar, ¡anotado queda!
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Qué maravilla de sitio. Y qué divertido lo de hacer (o intentarlo al menos) una vasija en el torno, jeje.

    ResponderEliminar