23.5.17

Roma (día 3)


Roma es una ciudad llena de historia, en la que en cada esquina descubres una parte de su pasado. ¿Preparados para descubrir nuestro tercer día en la ciudad?.

Nuestro último día en Roma, y aunque ya os he contado lo organizada que soy, decidimos pasarlo tranquilamente, sin nada programado. Fue un día totalmente improvisado, y es que al final en los viajes hay tiempo para todo. 

Nos hubiera dado tiempo de ver más cosas si hubiéramos madrugado más y lo hubiéramos llevado más claro, pero nos apetecía tomarlo con calma y disfrutar del último día en la ciudad, sin agobios. 

Nos levantamos sobre las 9:30 de la mañana y después de arreglarnos y desayunar, salimos a disfrutar del día que teníamos por delante. Nos íbamos ese día por la noche, pero teníamos bastantes horas para visitar lo que quisiéramos.

Antes de nada, fuimos a dejar las maletas a la consigna de la estación de Termini, ya que desde ahí cogíamos luego el bus para ir al aeropuerto. A continuación, empezamos visitando las dos basílicas que teníamos más cerca. 

Basílica di Santa María Maggiore. Es una de las cuatro basílicas papales de Roma. Es inmensa y  su interior sorprende muchísimo. El techo es una pasada. Entrar a la basílica es gratis, si quieres visitar el museo o el yacimiento arqueológico que hay en su interior, tienes que comprar la entrada. Nosotros solo visitamos la basílica. 




Basílica di San Pietro in Vincoli. En su interior se encuentra el famoso Moisés de Miguel Ángel y las cadenas, que se dice, tuvieron atado a San Pedro durante su cautiverio cerca del Foro Romano. La entrada es gratuita.


Plaza del Popolo. Esta plaza se encuentra lejos de nuestra visita anterior, pero decidimos coger el metro hasta ella e ir bajando andando y disfrutar de todo lo que íbamos encontrando a nuestro paso.

Se caracteriza por sus iglesias simétricas: la iglesia de Santa María dei Miracoli y la iglesia de Santa María in Montesanto. Fue una pena que cuando estuvimos una de ellas estaba totalmente en obras, por lo que la plaza perdía un poco su encanto. 

El obelisco que se encuentra en el centro fue traído de Egipto por el emperador Augusto. 


Entramos en la iglesia que no estaba en obras y me resultó muy curiosa una cabeza que tenía colgando en el centro.



Plaza de España (Piazza di Spagna). Un lugar muy popular que siempre encontrarás aborrotado de turistas, vendedores y adolescentes italianos. En ella se encuentra la Escalinata Española.


Muy cerca de la Plaza de España, nos compramos un tiramisú de fresas en Pompi (cuestan 4 euros y lo hay de varios sabores), que disfrutamos comiendo en la plaza. ¡Riquísimo!.


Basílica de San Ambogio e Carlo. Esta basílica la encontramos de casualidad y me llamó muchísimo la atención lo enorme que se ve desde fuera, así que decidimos entrar. Impresionante su interior.





Y hasta aquí las visitas. Estuvimos disfrutando muchísimo de cada calle, ya que Roma en sí es un museo. 

Antes de subir hasta la Plaza del Popolo estuvimos dando una vuelta nuevamente por el Coliseo, queríamos volver a verlo antes de irnos y hacernos más fotos. 



Cerca de la plaza, comimos en un restaurante riquísimo donde disfruté de una pasta carbonara que estaba buenísima. Cuando haga la guía completa ya os recomendaré sitios para comer. 

Por supuesto, que volvimos a pasar por la Fontana de Trevi y es que fue lo que más me impresionó de Roma. 

Con este día pusimos fin a nuestra visita a la Ciudad Eterna. Volvimos a la estación de Termini y cogimos el bus hasta el aeropuerto que nos traería de vuelta a Málaga.

¿Qué es lo que más os gusta de Roma?

Besos,
Verónica.

2 comentarios:

  1. Hello Verónica,
    Nice pictures. Great the old and impressive places .
    Your last shot is really nice.

    Greetings, Marco

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Verónica!

    Pues también un estupendo cierre de viaje ¡Y eso que no llevabas nada preparado! La verdad es que Roma ofrece tantas cosas que, vayas donde vayas, siempre hay cosas por ver y por hacer. Es una maravilla de ciudad.

    Santa María la Mayor... impresionante. No me extraña que te enamorases de la Fontana di Trevi y a mí, lo que más me decepcionó de Roma fue precisamente la Plaza de España ¡En la Tele se veía tan grande! que la imaginé... no sé... más imponente.

    Ha sido un viaje muy chulo. Y ahora, a ser buena para ver que te traen los Reyes el año que viene.

    Un besazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...