Sagres y Cabo de San Vicente

24.8.16

El Cabo de San Vicente es uno de los lugares más mágicos de Portugal. En él se respira paz, es capaz de dejarte fascinado y es de esos sitios que mientras más lo miras, más te gusta. Sientes que te atrapa, que no quieres dejarlo nunca. 


Pero antes de llegar al cabo, hay que visitar Sagres, un pueblecito marinero donde toda su costa es espectacular.

Sagres es bastante pequeño y muy turístico. Cuando llegamos allí (aparcar no es muy complicado) y tras andar un poco, dimos con la oficina de turismo. Nos atendió una señora con pocas ganas de trabajar y no muy amable, que nos dijo que Sagres no tenía nada que ver, solo la zona del puerto, la fortaleza y el Cabo de San Vicente. Es cierto que no tiene muchos sitios, pero no me pareció muy correcta la forma de tratarnos. Lo que tiene es precioso y eso hay que potenciarlo.

Tras andar mucho y recorrernos casi todo Sagres, decidimos sentarnos a comer y no fue tarea fácil, ya que al ser un lugar tan turístico, los precios son un poco abusivos para lo que normalmente te encuentras en Portugal. 

Finalmente nos sentamos en Babugem, pero tras unos 5 minutos nos dicen que la cocina está cerrada y eran las 3 y poco. Así que finalmente acabamos comiendo hamburguesas en el sitio de al lado, que nos dijeron que sin problema, y por menos de 10 euros comimos los dos. El sitio se llama A Cabana, ambos ubicados en la Praça da República. 

De ahí fuimos a visitar la Fortaleza y sus estupendas vistas, desde donde se puede ver el faro del Cabo de San Vicente a lo lejos. No entramos al interior, solo la vimos por fuera. El precio a día de hoy son 3 euros, 1.50 si eres estudiante, gratis si eres desempleado. 

Si quieres más información sobre este lugar puedes verla aquí.






La fortaleza está algo retirada de Sagres, por lo que es recomendable ir en coche y ya de ahí coger el camino para el Cabo de San Vicente. Cuenta con un gran zona de aparcamiento, así que ahí no tendréis problema.

A apenas 7 km de la fortaleza llegamos al Cabo de San Vicente, donde se pueden ver unas vistas increíbles y una gran puesta de sol. 




Nosotros no esperamos a que atardeciera del todo, nos fuimos un poco antes. Pero son muchísimas las personas que cada día ven la puesta de sol desde el Cabo. 

Eso sí, si vas en otra fecha que no sea verano, lleva abrigo. En Semana Santa como fuimos nosotros hacía un frío y un viento tremendo.  



NOTA: Esta visita está incluida en Ruta por el Algarve Portugués


- ¿Buscas hotel para quedarte en el Algarve? Encuentra tu mejor opción en Booking:

Booking.com

Quizás te interese

4 comentarios

  1. Qué precioso! Nunca he ido pero por lo que nos enseñas dan ganas de hacer la maleta ya
    Espero tu opinión en mi último post, besitos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola guapa! Ya estoy por aquí de vuelta estrenando ordenador ^^.¡Qué preciosidad de lugar! Como alguna vez te he comentado, Portugal es un país que conocemos muy poquito y que tiene muchísimo que ofrecernos. Disfruto a tope con estas imágenes que nos has puesto hoy ;) Un besote

    ResponderEliminar
  3. Desde Isla Cristina e donde me alojaba pude hacer una excursión por varios pueblos del Algarbe,ya que era la zona portuguesa que me quedaba por conocer.
    Besos

    ResponderEliminar