Atenas: preparativos + llegada a la ciudad

2.10.18


¿Sabes cómo llegar del aeropuerto de Atenas al centro de la ciudad?, ¿quieres saber dónde dormir o dónde comer?, ¿qué tiempo hace en Atenas? o incluso, ¿qué ver en la ciudad en un fin de semana? Os lo vamos a contar todo, por lo que si tienes pensado visitar Atenas, con nuestra experiencia te será más fácil organizar tu viaje. ¿Nos sigues?

Cuántas cosas bonitas hemos vivido en nuestra luna de miel... Cientos de recuerdos, experiencias nuevas, anécdotas y todo lo aprendido, ¡qué no es poco! Ya de vuelta, con los pies nuevamente en nuestro Cádiz, queremos comenzar este nuevo diario de viajes, donde contaros y dejar plasmado todo.

Atenas fue nuestro primer destino. Un fin de semana en la ciudad es suficiente para visitar lo más importante, pero si quieres vivir la ciudad, disfrutarla como se merece, os aconsejamos que os quedéis algún día más porque, sinceramente, lo merece.

Es la primera vez que organizamos un viaje con agencia. Realmente, no era un viaje organizado, fuimos a la agencia, le dijimos lo que queríamos y se encargaron de buscarnos todo. Nos pareció bien lo que nos ofrecieron y aceptamos. Lo hicimos por comodidad, porque con todo el jaleo y estrés de la boda, no nos apetecía estar buscando vuelos, hotel, el crucero, los traslados y demás, pero no creo que volvamos a hacerlo así. Ha sido un caso puntual. No hemos tenido ningún problema, simplemente, disfrutamos organizando el viaje. 

Al haberlo hecho de este modo, no podremos ofreceros un presupuesto como siempre hacemos, ya que sin darnos cuenta, tiramos el presupuesto, y no recordamos cuanto nos costó el vuelo o el alojamiento. 

Vuelos para Atenas

Nuestro vuelo para Atenas salía desde la T2 de Madrid un viernes a las 12:55 horas. El vuelo tarda 3 horas y 30 minutos, pero hay que tener en cuenta que en Grecia es una hora más que en España, por lo que cuando llegamos a Atenas eran casi las 6 de la tarde (el avión se retrasó en la salida poco menos de media hora).

Volamos con la compañía Aegean Airlines, principal compañía griega, con la que tuvimos muy buenas impresiones. Quitando los pequeños retrasos tanto a la ida como a la vuelta, los aviones son espaciosos, cómodos y tienen detalles como, pasar una bandeja con caramelos al inicio del vuelo o a mitad de vuelo servirte una bandeja con comida y una bebida.

Todos los vuelos con Muchoviaje.com

En el viaje de ida nos sirvieron patatas con pollo, unas galletas saladas, pan con mantequilla y una galleta de limón riquísima, para la vuelta, pasta con verduras, las galletas y el pan, y una chocolatina. Un punto muy a favor de esta compañía.


Cómo llegar del aeropuerto de Atenas al centro de la ciudad

El aeropuerto de Atenas está a unos 40 kilómetros del centro de la ciudad. Para ir desde el aeropuerto hasta Atenas tienes varias opciones.

Puedes coger un taxi, un autobús o el metro, siendo ésta última la opción que nosotros escogimos.

Encontrarás señales que te guían hasta el metro nada más salgas del aeropuerto. El billete cuesta 10 euros por persona y tarda entre 40 y 50 minutos en llegar a la estación de Syntagma. La línea a coger es la de color azul. 

Líneas del metro de Atenas
Es muy importante que valides este billete al entrar en la estación, ya que al salir de la estación de metro tienes que pasarlo para que las puertas se abran. Tiene una duración de 90 minutos.

Hoteles en Atenas

Atenas cuenta con una gran variedad de hoteles para elegir lo que más te convenga. En esta ocasión, y siendo nuestra luna de miel, decidimos alojarnos en el Meliá Atenas de 4 estrellas.

Reservar alojamiento en Hotel Meliá Atenas

No miramos nada, fue la opción que nos dieron en la agencia y tal como vimos las fotos, nos gustó mucho, así que no lo dudamos. Aquí viene el fallo que le sacamos a la agencia, no avisaron que era nuestra luna de miel y al llegar nos dijeron que nos habían dado una habitación con dos camas porque no disponían de matrimonio y ¡teníamos la reserva hecha desde noviembre del año pasado! 

El hotel es una maravilla: habitaciones amplias, cómodo, limpio, algunos recepcionistas hablan perfectamente español y unas vistas desde la piscina a la Acrópolis muy bonitas. Estuvimos en una habitación supreme, no sabemos si hay más tipos, pero la nuestra tenía una cama muy cómoda y una bañera enorme de hidromasaje.


La única pega que le ponemos al hotel es el barrio donde estaba, el barrio de Exarchia. Es cierto que se comunicaba muy bien con el centro, cogíamos una calle recta y llegábamos prácticamente a Monastiraki, pero es un barrio alternativo, donde se producen las protestas sociales y las revoluciones. Lleno de graffitis y pintadas por todas sus calles, no lo convierte en un barrio muy atractivo.

Para llegar hasta nuestro hotel en este primer día, tuvimos que hacer un trasbordo de línea en el metro, ya que la parada que mejor nos venía era la de Omonia.


Metro en Atenas

El billete de un viaje cuesta 1,40 euros y tiene una duración de 90 minutos. Nosotros no nos montamos en metro ningún día, solo para la llegada a la ciudad y a la hora de irnos.

Los barrios más turísticos de la ciudad se encuentran muy cerca uno del otro, por lo que creo que no es necesario coger el metro. En todo momento caminamos y así no nos perdimos ni un detalle de la ciudad.

Una opción interesante para moverse por la ciudad es una tarjeta de 24 horas que cuesta 4,50 euros. Esta tarjeta tiene transporte ilimitado durante 24 horas desde el momento en que la activas y podrás subir en metro, tranvía o bus.

El tiempo en Atenas

Durante nuestra estancia en la ciudad, a finales de septiembre (estuvimos del 21 al 23) , las temperaturas fueron calurosas. Durante el día hacía mucho calor y, cuando empezaba a anochecer, refrescaba un poco, pero seguía haciendo calor. En los monumentos no hay casi sombra, por lo que es aconsejable ir preparado para ello con sombrero, gorra y, por supuesto, mucha agua.

Solo el último día, cuando ya nos íbamos (día 28), el día salió muy frío y con lluvia. Es increíble como con unos pocos días de diferencia el tiempo cambió tanto.

Primer contacto con la ciudad

Mientras llegamos al hotel, dejamos las maletas y nos duchamos, salimos sobre las 19:30 horas con dirección a la plaza Syntagma. Por fin llegaba el momento de disfrutar de Atenas. No nos llevamos la cámara de fotos, por lo que todas las fotos las hicimos con el móvil. 

Plaza Syntagma con el Parlamento al fondo en nuestro último día
No hicimos gran cosa, ya que al día siguiente nos levantaríamos muy temprano para ir a la Acrópolis, pero queríamos aprovechar todo lo que pudiésemos el tiempo.

Al lado de la plaza Syntagma se encuentra el Parlamento, donde se hace el cambio de guardia cada hora en punto. Es muy curioso verlo. La vestimenta tan original, los pasos que realizan... Merece la pena. Nosotros llegamos cuando acababa de empezar y no había mucha gente, por lo que pudimos verlo muy bien.


Callejeamos buscando un sitio para cenar y nos metimos por el barrio de Plaka, uno de los barrios con más encanto de la ciudad. Queríamos tener un primer contacto con la comida griega y decidimos ir a To Paradosiako, en la calle Kolokotroni. 

Tuvimos muchísima suerte y nada más llegar se quedaba una mesa vacía que nos dieron a nosotros. Pedimos un vino típico llamado Retsina, ensalada griega con queso feta, salchicha griega y carne a la brasa. Todo riquísimo, los platos enormes y muy bien de precio. Nuestra primera cena en la ciudad fue todo en éxito. Hablaremos más sobre la comida griega cuando hagamos la guía completa. 


Paseamos hasta la plaza Monastiraki, y es que no quería irme al hotel sin ver la Acrópolis antes, ahí arriba, iluminada, tan bonita. ¡Vaya ambientazo tiene la plaza! y todas las callecitas que la rodean. Restaurantes, bares con música en vivo y mucha gente en un ambiente tan sano, que daban ganas de quedarte allí para siempre. ¡Nos encantó!


Subimos a la terraza del famoso A for Athens, donde se pueden ver unas vistas increíbles de la plaza y la Acrópolis, pero estaba llenísimo y como no íbamos a consumir, porque no había sitio, nos llamaron la atención, así que nos fuimos, pero la foto la hicimos.


Y muy felices, nos fuimos al hotel, deseando que llegara el próximo día, para empezar a ver lo que tanto tiempo llevábamos esperando.

Este viaje ha sido distinto, hemos querido disfrutar mucho, descansar, ir relajados disfrutando de las calles y el ambiente y creo que lo hemos conseguido cada día. Por supuesto, hemos visto muchísimas cosas, pero muchas otras se nos han quedado pendientes. Aun así, volveríamos a hacerlo todo de la misma manera, porque ha sido muy especial y Atenas siempre tendrá un hueco en nuestro corazón.

Quizás te interese

25 comentarios

  1. Hello Verónica,
    A nice report with wonderful pictures.
    The shots by night are fantastic.
    And what a lovely food, it looks very tasty.

    Best regards,
    Marco

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que hayáis disfrutado tanto de este viaje, aunque en este caso no lo hayáis organizado vosotros mismos como soléis hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, el itinerario de cada día si lo hice yo, como siempre jeje. Me encanta esa parte de los viajes. Gracias por pasar, Espe. Besos.

      Eliminar
  3. Yo estuve hace 17 años, ya se dice pronto. Aproveche un viaje de trabajo y me quedé el fin de semana y se vino mi marido. Fue fantástico y tenemos muy buenos recuerdos de ese viaje. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una ciudad fantástica, nosotros hemos vuelto enamorados de ella. Gracias por tu comentario. Besos.

      Eliminar
  4. ¡Hola Verónica! Pero qué lindo viaje...Muy mal la agencia al darles una habitación con dos camas, sabiendo de antemano que era su luna de miel...Por lo demás, se ve que es una ciudad vibrante y con fabulosos lugares para visitar...Al ver las fotos de la comida griega, se me abrió el apetito...jeje! ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún queda lo mejor, Marita. Espero que sigas nuestro viaje. Gracias por pasar. Besos.

      Eliminar
  5. Buen destino has elegido. Las imágenes y la información son muy buenas.

    A ver si un día, dispones de tiempo y entras dentro del café Royalty. No es la primera vez que lo he hecho y aunque en mi entrada solamente se ve la belleza de este sitio, tengo que decir que el trato del personal es muy agradable.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El destino ha sido maravilloso, Antonia. Entraré algún día, seguro que si, ya te contaré. Besos.

      Eliminar
  6. ¡Hola Verónica!

    Grecia me parece una elección estupenda para iniciar un viaje de luna de miel y me alegro que la experiencia en esta primera entrada haya sido tan positiva e inolvidable.

    Buen detalle el de la aerolínea griega en servir algo más que un refrigerio y más en una época que se tiende a suprimir cualquier detalle con los pasajeros de los aviones.

    Gracias también por la información de servicio público porque yo en lo personal, lo primero que miro de un destino ya elegido es la llegada al aeropuerto y cuales son las opciones de traslado al centro de la cuidad correspondiente. Será un placer acompañaros en este viaje a través del blog y conocer un poco más de Grecia ya que no he tenido la fortuna de conocer en directo el país heleno.

    Un gran abrazo y bienvenida de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un país que enamora, Miguel, y tú desde Madrid lo tienes muy fácil para pillar un vuelo e ir a visitarlo... ¡si yo viviera allí! jajaja. Gracias por tu comentario. Besos.

      Eliminar
  7. Guau,
    ¡Menudo día completo para estar recién llegados!
    La verdad es que, de todo lo que habéis contado, me ha llamado mucho la atención el precio del billete de metro del aeropuerto al centro... carillo ¿No?
    Respecto a la comida ¡Cómo iban a faltar las fotos! Me gusta verlas ¡Menudos platacos! Y, aunque me encanta el queso, he dicho mil veces que odio el pepino, y parece que en Grecia también es recurrente nmnmnm
    Y qué deciros de las dos camas del hotel. Pues que yo llevo ya 18 años compartiendo la misma y nunca duermo bien si se trata de camas individuales, así que siendo Luna de Miel, os entiendo perfectamente.
    Tengo ganas de más.
    Me alegro mucho que haya sido tal y como esperabais. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Grecia no es un país caro ehh? de hecho nos ha resultado muy económico a la hora de comer y comprar algunas cosas... El precio del aeropuerto a la ciudad yo creo que siempre es de lo más caro que pagas, nos ha pasado en todas las ciudades europeas en la que hemos estado, supongo que como saben que es algo que se usa bastante, pues se aprovechan un poco. Aun así, es rápido y cómodo, por lo que no está mal.

      Fíjate que a mi tampoco me gusta el pepino, pero nada de nada, de hecho, probé el queso feta (que tampoco me gustó) y solo me sabía a pepino jajaja, así que la ensalada se la comió enterita Juan.

      Atenas es una ciudad muy interesante para visitar, ya lo irás descubriendo. Gracias por leernos siempre, Macarena. Besos.

      Eliminar
  8. Imagino cuántos buenos recuerdos te habrá traído preparar esta entrada Verónica, me alegro que disfrutarais del viaje, hicisteis bien en llevarlo organizado esta vez y vivir la experiencia de esta preciosa ciudad con relajación, os lo merecíais después de todo el estrés que supone la organización de una boda! Preciosas fotos, me quedo pendiente de la guía!
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún queda lo mejor! Verás como al final nos daréis la razón de que es una ciudad muy especial. Gracias por tus palabras, Cristina. Besos.

      Eliminar
  9. Habéis escogido un bello lugar, para un viaje tan bonito e inolvidable, como es la luna de miel. Hoy no me voy a extender más, solamente desearos que seáis muy felices.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola! Tengo ganas de visitar Atenas, tomo nota de toda la información que compartes, es muy útil e interesante. Bsss

    ResponderEliminar
  11. Un viaje fantástico. Yo no he estado nunca en Atenas, pero me encantaría. Por cierto, gracias por toda la información tan completa.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Todo esto me viene genial para ir tomando notas!! besitos!

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola guapa!Yo estuve hace unos años y ¡me encantó!Creo que volveremos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. No he estado nunca en Atenas pero la verdad es que viendo tu reportage y tus comentarios me han entrado ganas de visitarla. Un beso.

    ResponderEliminar