6.7.16

Portimao (Portugal)


Portimao es una ciudad perteneciente al Algarve, y concretamente al distrito de Faro. Como todos los lugares de esta región cuenta con unas playas impresionantes.

Es un lugar muy ambientado, donde hay muchísimo turismo, especialmente británico, aunque es cierto, que en la época en la que fuimos no estaba masificado. Fue una fecha perfecta para conocer esta ciudad.

Para dormir elegimos el Residencial Sao Roque. Es un lugar muy simple, sin lujos, pero del que puedo destacar otras ventajas, como que se encuentra en una zona muy tranquila para poder descansar, no tuve problema de aparcamiento ningún día (había en la misma calle), todo estaba muy limpio, los dueños hablan perfectamente español (sobre todo la chica), el desayuno incluido en el precio está genial, la chica te sigue sirviendo hasta que no te ve levantarte casi, y por supuesto, su precio, nos costó dos noches para dos personas con desayuno, 54 euros. Al llegar tuvieron un detalle que nos gustó mucho, y es que muy amablemente nos preguntaron que tal el viaje, y nos invitaron a un refresco fresquito. 

Tras soltar las cosas en la habitación, en el hotel nos dieron un mapa de la ciudad y fuimos a dar una vuelta. La verdad que no disfrutamos Portimao como creo se merecía. Llegamos cansados del viaje y de las visitas anteriores y entre una cosa y otra nos empezó a atardecer, por lo que no tengo muchas fotos de la ciudad, y algunas no son muy buenas, pero al menos os cuento la experiencia.

Bajamos andando desde el hotel hasta la zona de la playa, ya que queríamos ver el atardecer en la playa. Llegamos al paseo marítimo de la Praia da Rocha y por ahí andamos disfrutando del ambiente, el paisaje, el sol, las tiendas. Es una playa increíble, muy amplia. Llegamos al Mirador dos Três Castelos desde donde las vistas eran muy bonitas. 


Se puede ver la playa da Rocha y lo que se ve al fondo es el faro y la localidad de Ferragudo. 

Por la playa hay hecho todo un camino de tablas de madera por lo que es muy cómodo para poder ir paseando. 

Seguimos caminando y pasamos a la playa contigua que es Praia dos Tres Castelos Y en cuanto la luz fue perfecta, aproveché para hacer muchísimas fotos de este sitio tan espectacular.








¿No me digáis que no es una pasada? 

De aquí buscamos un sitio para cenar. La chica del hostal nos recomendó una zona donde hay bastantes restaurantes. Desde la playa hay un paseo pero como no habíamos visto nada más de Portimao lo hicimos andando. Serían unos 20 minutos andando. Lo bueno es que el sitio estaba al final de la zona de la Marina

Si os interesa el sitio, no se el nombre de la zona, pero están restaurantes como Dona Barca o Taberna da Mare. Ya os digo que el paseo por la Marina es muy bonito. No tengo fotos porque era ya de noche y las fotos no se veían nada. Aunque no nos quedamos ahí a comer, el paseo mereció la pena. Además ese día había una luna llena preciosa.

Nos dijeron que se comía muy bien y cuando llegamos la verdad que el sitio era muy acogedor, muy enfocado a turistas, mucho pescado, una gran cantidad de bacalao hecho de muchas formas y bueno, muy bonito si, pero algo caro (dependiendo de lo que vayas buscando). Los platos todos costaban unos 15 euros y yo creo que no es necesario gastarse tanto dinero para comer bien. Prefiero buscar algo que no esté tan enfocado al turista.

Me encantan los sitios a los que van los lugareños, más tranquilos, así que nos atrevimos a callejear un poco y muy cerca del hostal encontramos un sitio, que un poco escondido, nos llamó la atención: O holandes dos Caracois.

¡Qué acierto!, ¡qué buenísimo! Aunque no me entendí muy bien con la camarera, en una mezcla de español-portugués-inglés, conseguimos pedir una comida riquísima. El sitio era pequeño, tranquilo y acogedor, con varias mesas ocupadas por portugueses, los platos costaban unos 8-9 euros y la cantidad más que bien. Nos atendieron estupendamente. ¡Salimos encantados!.

Y realmente se puede decir que esto es lo que nosotros hicimos en Portimao, porque al día siguiente fuimos a cenar también a otro lugar, pero visitamos otros lugares. 

Bien, ¿qué me faltó por hacer y que no hice por falta de tiempo?

- Visitar el Museo de Portimao. Teníamos entrada, que era conjunta con la entrada de Alcalar, y no pudimos aprovecharla. 

- Visitar el Colegio de los Jesuítas. Construido entre los siglos XVII y XVIII. 

- Fortaleza de Santa Catarina y Mirador de Santa Catarina

- Visitar sus otras playas como Praia do Vau, Praia do Alemao, Prainha o Tres Irmaos.

- Visitar Alvor y su ría; y Mexilhoeira Grande

- Además, desde el puerto de Portimao salen excursiones en barco para visitar el pueblo de Carvoeiro. Pueblo muy bonito y recomendable para visitar. Por supuesto, también se puede visitar en coche. 

Y aunque me faltaron varias cosas que me hubiera gustado hacer, me encantó lo que vi y bueno, así puedo decir que tengo una excusa para volver a completar la visita. 

¿Habéis visitado alguno de los sitios que a mí me faltaron?, ¿qué os parece Portimao?

Besos,
Verónica. 


NOTA: Esta visita está incluida en Ruta por el Algarve Portugués.
            La zona de Alcalar pertenece a Portimao. 
            Donde comer en Portimao.

- ¿Necesitas hotel? Comienza tu búsqueda por Trivago, uno de los mejores comparadores de Internet:



- ¿Necesitas un coche? Te recomiendo Rentalcars, una web que busca coches de alquiler entre muchísimas compañías: 

No hay comentarios:

¡Gracias por tu visita! ¿Me dejas un comentario? Tu opinión es importante para mí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...