Playa de Benagil (Lagoa)

19.7.16


La playa de Benagil fue la última etapa de la ruta por el Algarve. Fue, sin duda, el broche de oro a un viaje impresionante y es que, tal y como nos dijo un portugués, quien va al Algarve y no visita Benagil, es como si no hubiera ido, así que, ¿cómo no íbamos a ir?

El acceso a la playa es un poco lioso, ya que está indicado regular (eso o que nosotros somos un poquito torpes). Según nos dijeron hay que ir buscando la Marinha, pero una vez vas llegando, nosotros acabamos despistándonos y  tuvimos que dar la vuelta porque nos equivocamos, así que os recomiendo ir más atentos que nosotros. 

Otra recomendación es que vayáis temprano, ya que hay poquísimo aparcamiento. Como habíamos madrugado tuvimos suerte y aparcamos nada más llegar, pero luego veíamos los coches dando vueltas y vueltas.

Tenía clarísimo que esta visita iría incluida en la ruta, ya que quería ver las famosas cuevas de Benagil. Esa típica imagen preciosa que sale siempre que buscas el Algarve. Llevaba las expectativas muy altas, y creo que fueron superadas con la realidad. Salí entusiasmada de aquel lugar. 


La playa de Benagil es pequeña, muy bonita, se encuentra entre acantilados y desde la misma playa, salen unos barcos que te hacen una ruta por las cuevas. Antes de entrar a la playa tenemos un punto de venta de los tickets para el viaje, un chiringuito y unos servicios públicos. ¡Consejo! el chiringuito es carísimo. 

Existen dos tipos de tickets: uno de una hora que cuesta 17,50€ y otro de una hora + beach transfer, que cuesta 25€. Nosotros compramos el de una hora, porque cuando fuimos hacía bastante aire y hacía fresco, no pegaba mucho bañarse. 

Tuvimos que esperar como una hora y algo porque los viajes anteriores estaban completos, así que subimos por el acantilado de alrededor y estuvimos viendo el paisaje. 


Al lado de la playa de Benagil, está la playa de Carvalho y si os fijáis en la segunda foto la única forma que tiene de acceso es mediante la roca.

Agradecimos ese rato de espera, porque pudimos disfrutar del entorno muchísimo. Pasear entre esos paisajes es una pasada. 


Llegó el momento del paseo y es algo que os aconsejo que hagáis sí o sí. Es muy divertido y emocionante. Al ir en un barco pequeño se mete por unas cuevas que ni os imagináis. Yo más de una vez solté algún chillido de la emoción, pensando que no entrábamos en esas cuevas tan pequeñas. Salimos encantados. 


El paseo llega hasta la playa de Marinha, donde pudimos ver su famoso arco hecho en la piedra. 


Y aquí está, lo que todo el trayecto estábamos deseando ver, la famosa Cueva de Benagil. ¡Es una maravilla!




Esta cueva se encuentra justo al lado de la playa. Hay mucha gente que se acerca nadando, pero claro, yo no sabía a que distancia se encontraba. En la siguiente fotografía os señalo el lugar, para que veáis que perfectamente, si lo que queréis es estar un rato tranquilos haciendo fotos, podéis ir a nado. 


Para finalizar os dejo con un vídeo del paseo en el barco. ¡Queremos repetir!


¿Ya habéis estado en este famoso lugar del Algarve?

Esta visita está incluida en Ruta por el Algarve Portugués.

Quizás te interese

5 comentarios

  1. ¡Ay! Pero qué ilusión de post. Benagil me trae unos recuerdos increíbles. Hace 3 años, veraneando en el Algarve, llegamos a la cueva por casualidad, y a pulmón mientras hacíamos esnorquel. Imagínate. Alucinamos al ver la cueva que encontramos! Tanto, que fuimos al Algave Shopping (Albufeira) buscando una tienda donde vendieran cámaras de fotos acuáticas. Y la compramos con intención de volver, pero tuvimos tan mala suerte que apartir de esa tarde vino un temporal y el oleaje nos impidió volver y nos vinimos a España con muchísima pena. · años después, hace unas semanas, hemos vuelto. Y no puedes imaginar qué felices hemos sido volviendo a aquel sitio que descubrimos por casualidad. Me ha encantado tu post. Y tu blog! Así que me quedo por aquí. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Marta! :) La verdad que encontrar algo así por casualidad, tuvisteis que alucinar!! Yo el día que vuelva espero ir nadando también, y poder hacer más fotos!! Es tan bonito, que da pena no poder verlo tranquilamente desde dentro.. Besos.

      Eliminar
  2. ¡Qué preciosidad de imágenes! Son increíbles estas maravillas que tenemos en el mundo. El Algarve es un viaje que tenemos pendiente desde hace tiempo porque nos encanta Portugal. Conocemos Lisboa, Sintra y Oporto y estamos enamorados de nuestro país vecino ^^ ¿Sabes que tengo un blog de viajes junto a mi marido? Puedes pasarte si te apetece y echarle un vistazo, publicamos cada dos miércoles: Agarra el petate. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que Portugal es un país precioso.. Pues no lo sabía, así que ahora mismo me paso. Gracias por tu comentario. Besos! :)

      Eliminar
  3. es una playa preciosa!!! me encantaría ir la verdad porque es precisoa

    ResponderEliminar

Mis viajes del 2017

Mis viajes del 2016

Premios Liebster Award